Falleció el director de carrera de la Fórmula Uno, Charlie Whiting

Sam Reyes explica que más allá de la victoria, el GP de Australia deja abierta una temporada competitiva en la Fórmula 1.
Sam Reyes. FOTO: Televisa Deportes
Rodando en la pista

El Director de carrera de la FIA para la Fórmula Uno, Charlie Whiting, falleció la mañana de este jueves 14 de marzo en su habitación de hotel en Australia, en vísperas del arranque de la temporada de la de la ‘máxima categoría’ en ese país.

Como resultado de una embolia pulmonar, con 66 años, perdió la vida uno de los personajes más carismáticos y queridos en el paddock de la Fórmula Uno. Un personaje que era conocido por ser un hombre de carreras, de la Fórmula Uno y en en más de cuatro décadas, dedicó su vida a estar entre los autos, los circuitos y las competencias.

Comenzó su carrera trabajando en el equipo Hesket en 1977, donde compitiera James Hunt. En la llegada de la década de los 80, trabajó en Brabham, donde por cierto, Bernie Ecclestone, era el dueño. Whiting era, de hecho, el principal mecánico de la escudería y ayudó a Nelson Piquet a lograr su campeonato mundial el 1981 y 1983 y se quedó ahí hasta que Ecclestone la vendió en 1988.

Ese año, con el apoyo de quien dirigiera el rumbo de la F1 se unió a la FIA como delegado técnico y trabajó con el organismo sancionador del automovilismo mundial en diferentes áreas y a partir de 1997, se convirtió en el director de carrera y delegado de seguridad de la Fórmula Uno.

Whiting era muy respetado en el Paddock. Su carisma y ética profesional le ganaron el reconocimiento dentro y fuera de la categoría en la que trabajaba. Un incansable estudiante e impulsor de protocolos de seguridad para las pistas, los equipos y los pilotos.

La mayoría de los sistemas y protocolos de seguridad que se aplican hoy en los campeonatos mundiales y las pistas donde se compiten sus eventos, han sido propuestos, desarrollados e implementados gracias a su participación.

Su forma de manejar los reglamentos, incluía el apoyo a los equipos y pilotos para equilibrar en lo posible la administración de la justicia en la aplicación de las reglas técnicas y deportivas.

Parte de hacer más seguros los autos, las pistas y las competencias, este personaje encargado de dar las arrancadas de todas las carreras de la Fórmula Uno, impulsó el desarrollo de los habitáculos para proteger a los pilotos en colisiones laterales, mejorar las estructuras para minimizar los daños en impactos frontales e incluso, los aditamentos para reposar la cabeza estando dentro del auto son parte de su aportación a la seguridad del deporte.

El halo, aditamento montado sobre las cabinas es, tal vez, una de sus principales aportaciones visibles, instaurado a principio del año 2018 y que ya se está montando de forma obligatoria en otras categorías como la Fórmula E, Fórmula 2 y Fórmula 3.

En un comunicado oficial de la Federación Internacional del Automóvil, el francés, Jean Todt, su presidente, dijo: “Es con inmensa pena que me entero de la repentina muerte de Charlie. Conozco a Charlie Whiting desde hace muchos años y ha sido un gran director de carrera, una figura central e inimitable en la Fórmula Uno quien personificaba la ética y el espíritu de este fantástico deporte. La Fórmula Uno ha perdido en Charlie a su más fiel amigo y embajador carismático. Todos mis pensamientos, los de la FIA y los de toda la comunidad del deporte motor están con su familia, amigos y todos los amantes de la Fórmula Uno”.

Este fin de semana inicia el campeonato mundial de la Fórmula Uno en el Albert Park de Melbourne, Australia, y no se ha anunciado quién será el nuevo director de carrera para la Fórmula Uno, quien por su puesto, deberá ser designado por la FIA y no por Liberty Media.

Para quienes estamos metidos en el deporte motor, hemos notado los cambios que paulatinamente se dieron en los autódromos y se inculcaron en los oficiales de pista. Hoy, se trabaja completamente diferente a como lo hacían hace una década y sus estudios y propuestas provocarán aún más cambios en los años por venir.

Quienes tuvimos oportunidad de platicar con él, podemos dar fé de la tranquilidad con la que trabajaba y enseñaba y de cómo a pesar de las críticas, no paraba en la búsqueda de que las carreras de autos fueran lo más seguras posible, buscaba que el deporte tuviera un riesgo controlado, pues con el control, orden y obediencia de los procedimientos, se minimizaría el peligro.

El deporte motor y la Fórmula Uno están de luto.

Descanse en paz
Charlie Whiting 1952 – 2019

Comenta ahora
6,259,395FansLike
383,650FollowersFollow
254,965FollowersFollow
3,996,169FollowersFollow
1,363,217SubscribersSubscribe
PUBLICIDAD