Previo. ¿Acaba la maldición de los Cuartos de Final para el Barça?

Barcelona, con ventaja sobre el Manchester United, espera poner fin a una racha de tres años seguidos eliminado en Cuartos de Final en Champions

Con la ilusión de volver a la cumbre europea y la ventaja de la ida de 1-0, el Barcelona de Lionel Messi recibe este martes al Manchester United, a las 14:00 horas (tiempo del centro de México) para romper con su maleficio en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Hace tres años que el club catalán se tropieza en esta fase contra Atlético de Madrid, Juventus y Roma.

“Nos quedó la espinita de la Champions, sobre todo por la forma en la que se produjo la eliminación”, advirtió Messi a principios de temporada.

“Vamos a darlo todo para que esa copa tan linda y tan deseada vuelva al Camp Nou”.

Llegar a los cuartos de final ya es un hábito para el Barça, presente entre los mejores ocho de Europa desde hace doce temporadas, un récord.

Pero en las últimas cinco ediciones, solo consiguieron pasar de esa fase en 2015, año de su quinta Liga de Campeones.

Este maleficio, sin embargo, no amedrenta a su técnico Ernesto Valverde. “No hay ningún temor, lo que hay es una ilusión tremenda”, afirmó.

Eso sí, no vale confiarse con la ventaja de la ida. “El resultado no es definitivo ni mucho menos, tenemos que ir a hacer nuestro juego y no tenemos por qué especular con el marcador”, advirtió.

El técnico extremeño parece haber aprendido la lección romana: el año pasado, entre la ida y la vuelta de cuartos, no hizo descansar a sus estrellas que se desvanecieron en la capital italiana, encajando la que todavía es su última derrota en 19 partidos europeos.

Esta vez, todas las figuras descansaron el sábado ante el Huesca, donde la segunda alineación sacó un empate anecdótico (0-0) con la Liga casi cerrada para el club catalán.

Pero si a alguien se encomienda el Camp Nou es al indispensable capitán Messi, en estado de gracia permanente: 43 goles en 41 partidos esta temporada, ocho de ellos en Liga de Campeones.

El martes será el momento de saber si las eliminaciones azulgranas en cuartos son una desafortunada coincidencia o una tendencia de fondo. De saber si puede reeditar el triplete Liga-Copa-Champions de 2009 y 2015.

De saber también si la dominación de los clubes españoles en Europa, ganadores de las últimas cinco ediciones (4 el Real Madrid, 1 el Barcelona) llega a su fin en beneficio de los clubes ingleses, con fuerte presencia en estos cuartos.

Enfrente tendrán a un United, que ya sabe qué es remontar la eliminatoria a domicilio después de haber perdido en Old Trafford. Lo hizo en octavos ante el PSG (0-2, 3-1).
“Hemos visto ante el PSG que podemos remontar un 2-0 en contra ante un equipo fantástico”, recordó este lunes su entrenador Ole Gunnar Solskjaer, que incluso tiene su propia experiencia en dar la vuelta al partido en el Camp Nou.

En 1999, un gol suyo en este estadio brindó a los ‘Diablos Rojos’ la final de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich (1-2), en un partido que perdían en el minuto 90.

Lejos del triunfalismo, los catalanes apelan a la prudencia, especialmente después del escarmiento de Roma.