Camp Nou, un escenario inolvidable para Solskjaer

Camp Nou, un escenario inolvidable para Solskjaer
Ole Gunnar Solskjaer festeja el título de la Champions League Foto: Getty Images
Ole Gunnar Solskjaer, héroe del Manchester United en la Final de la Champions en 1999, regresa a un Camp Nou que le trae buenos recuerdos

En la historia del futbol hay partidos que quedan marcados para siempre en la memoria, juegos que son considerados épicos por la forma en como culminaron, o bien, se desarrollaron a lo largo de los 90 minutos o más. Ole Gunnar Solskjaer fue parte de uno de ellos.

El actual técnico del Manchester United regresa 20 años después a un escenario que marcó su carrera dentro del futbol y con los Red Devils. El ex delantero apenas contaba con tres años en la plantilla que dirigía Sir Alex Ferguson y, quizá, ese suceso le valió quedarse hasta 2007 como un referente que entraba desde el banquillo para aportar goles.

El noruego recordará por siempre la noche del 26 de mayo de 1999. Camp Nou era sede de la Final de la UEFA Champions League entre el Manchester United y el Bayern Múnich ante más de 90 mil espectadores.

Solskjaer empezó el encuentro desde el banco de suplentes y veía como Andy Cole y Dwight Yorke no podían descifrar el muro defensivo que colocó el cuadro bávaro con un Markus Babbel como líder junto al experimentado mundialista, Lothar Matthäus.

Apenas al minuto 5, Mario Basler abrió el marcador a favor del Bayern y tuvieron que soportar 85 minutos de empuje de los Red Devils con David Beckham y Ryan Giggs como principales actores de los ingleses, pero sin fortuna ante el marco que custodiaba Oliver Kahn.

Los minutos pasaban y pasaban, Sir Alex Ferguson decidió meter un tercer delantero con Teddy Sheringham al minuto 61 en lugar del sueco Jesper Blomqvist, pero ni así el gol llegaba. Ferguson volteó a la banca y vio que David May, Phil Neville, Wes Brown o Jonathan Greening no iban a ser la solución para mandar el juego a tiempos extra, de menos.

Consulta la mejor información del futbol nacional e internacional

Fue así, como la única opción al ataque era Solskjaer y el noruego ingresó al minuto 81 por el inglés Andy Cole. La moneda estaba echada al aire, era sí o sí para el Manchester United de conseguir un gol con cualquier centro de la derecha magistral de Beckham y un cabezado de Sheringham y el recién entrado de cambio.

Minutos de suspenso se vivían en Camp Nou y la compensación llegaba, era cuestión de minutos para Bayern Múnich se corona, pero se dio el milagro, lo que nadie se imaginaba, ni el más optimista aficionado de los Red Devils lo podría haber imaginado.

Llegó el 91’, un tiro de esquina cobrado por Beckham, nadie remató, la defensa despejó mal, Ryan Giggs tiró de forma turba, Sheringham recompuso y el gol cayó al fin, era el 1-1 y el éxtasis era pleno para el United ante el asombro desde la banca de Matthäus, pero ahí no quedó todo.

Al 93’, nuevo tiro de esquina que provocó el noruego. Beckham con su prodigioso toque se apuró a cobrar, Sheringham peinó y Solskjaer metió el pie para incrustar el esférico al fondo, lograr la remontada y darle al Manchester United su segunda Champions, la primera después de 30 años.

Ese día, Ole Gunnar Solskjaer entró en los corazones de los aficionados del Manchester United que lo recuerdan con cariño cada vez que reviven esa Final, en el mismo campo donde este martes los Red Devils buscan una nueva remontada en Champions, pero ahora ante el mismísimo Barcelona de Lionel Messi con un 1-0 en contra.

 

Comenta ahora
6,267,888FansLike
383,650FollowersFollow
254,965FollowersFollow
3,996,169FollowersFollow
1,409,321SubscribersSubscribe
PUBLICIDAD