Queiroz evita hablar de Lopetegui

Carlos Queiroz, técnico de Irán, no habla de la polémica en España

logo

El seleccionador nacional iraní, el portugués Carlos Queiroz, evitó hoy pronunciarse sobre el cese de su colega español Julen Lopetegui y subrayó que la victoria es obligada para Irán sobre Marruecos en el primer partido porque eso le dará ventaja sobre el favorito que falle.

"No voy a hablar de ese tema por respeto a la selección marroquí con la que jugamos mañana. Nuestra mente está ahora solo con el primer partido e iremos viendo día a día, debemos respetar", subrayó en la rueda de prensa previa al partido.

El portugués, que compareció junto al capitán Masoud Shojaei, se mostró confiado en poder acostarse este viernes "con tres puntos en el zurrón. Todos queremos ganar el primer partido, pero si admito que es una ventaja".

Publicidad

"Es un partido especial. Ambos estamos obligados a ganar y por eso va a ser un partido muy competido. Tenemos grandes jugadores, nos hemos preparado bien y estamos deseosos de comenzar. Eso es lo más importante", afirmó.

"No nos va a quitar presión ganar. La presión es parte de la copa del mundo y eso nos gusta. El equipo que crea que debe quitarse presión entonces tiene un problema. Nos hemos sacrificado mucho para llegar aquí y lo vamos a disfrutar", señaló.

"Pero está claro que la victoria es la mejor medicina. Empezar ganando es una ventaja en términos de moral y motivación. Pero nada se acaba con el primer partido. Debemos jugar tres con la misma intensidad y disposición", resaltó.

Publicidad

Queiroz negó que su equipo sea una escuadra defensiva y aseguró que ha cambiado mucho respecto a los pasados mundiales: ha elevado su capacidad técnica y tiene jugadores más experimentados, subrayó el técnico.

"Como todos los equipos, quizá tengamos que defender en un 80 por ciento del partido cuando nos enfrentamos a equipos más potentes. El objetivo es defender al máximo para ganar la pelota y poder armar el ataque", remarcó.

"Les he dicho a mis jugadores que no importa lo que pasa en el campo al final del partido, sino que salgamos felices y satisfechos con lo que hemos hecho. Ser honestos, ser leales y dar el máximo para ganar", concluyó.

En la misma línea se expresó el capitán, que recordó que este es su tercer Mundial.

"He aprendido que no puedo prometer la victoria, pero sí que vamos a dar el máximo en el campo. Los jugadores estamos preparados y ansiosos por comenzar", afirmó antes de tomar contacto con el escenario del encuentro.