Especial: El golazo de Borgetti a 43 días del debut

Cuando restan 43 días para el debut de México en el Mundial 2018 recordamos el golazo de Jared Borgetti a Italia en 2002

logo

Faltan justamente 43 días para que México se mida al campeón Alemania en su debut en la Copa del Mundo Rusia 2018. Y como el gol 43 del Tricolor en Mundiales fue una obra de arte, es el motivo perfecto para recordarlo.

En total la Selección Mexicana ha marcado 57 dianas en las 15 justas mundialistas que ha disputado hasta el momento. Y el conteo nos da que el número 43 fue el de Jared Borgetti a Italia, en Corea/Japón 2002, en el estadio de Oita. Sí, ese cabezazo imposible que en alguna parte del planeta fue bautizado como "el gol del Exorcista".

Gran primera fase del Tri en 2002

Javier Aguirre tomó el timón de emergencia, en sustitución de Enrique Meza, en plena crisis de eliminatoria.

Publicidad

Y el "Vasco" supo llevar el barco Tricolor al puerto mundialista a pesar de algunos sustos.Tocó en suerte ser parte del Grupo G junto a Croacia, Ecuador e Italia. El Tricolor mostró blasones y para sorpresa de muchos logró dos victorias en sus dos primeros juegos.Así que en el tercer cotejo buscaba asegurar el liderato del sector mientras Italia, selección histórica, se jugaba su pase luego de caer ante los balcánicos.Al final ambos clasificaron a octavos con el empate 1-1: México en la cima e Italia como segunda por la derrota de Croacia ante Ecuador.

¡La tocaron todos! (bueno, faltó el "Conejo")

Pero el motivo de este especial es el golazo de Jared Borgetti, ese cabezazo que si nos lo cuentan no lo creeríamos hasta verlo.

Cayó en el 33:56, puso adelante a México ante la Azzurri y culminó una brillante acción mexicana.La jugada comenzó en el 32:52, y un minuto y cuatro segundos después Gianluigi Buffon recogió el balón del fondo de las redes sin que previamente ningún italiano interviniera.Salvador Carmona, Gerardo Torrado, Rafael Márquez, Braulio Luna, Ramón Morales, Johan Rodríguez, Jesús Arellano, Manuel Vidrio y Cuauhtémoc Blanco prepararon la obra de arte del "Zorro del Desierto".

Publicidad

¡Solo faltó Óscar "Conejo" Pérez! ¡Diez jugadores mexicanos se la escondieron a la poderosa Italia durante un eterno e inolvidable minuto! El momento cumbre llegó cuando Cuauhtémoc mandó el esférico al área ¡y zas! Borgetti, de espalda y justo en el pico izquierdo del área chica, giró la cabeza auténticamente como en El Exorcista y puso el balón hasta el lado contrario de la portería ante un sorprendido Buffon, quien solo atinó a seguir el balón con la mirada sin mover los pies.

"El gol del Exorcista"

¡Señor golazo, señor cabezazo! Fue un remate inverosímil que quienes lo vimos por tv aquella madrugada mexicana no supimos si festejar o sorprendernos.Literal, fue el "gol del Exorcista" por el giro de cabeza, por el giro de cuello imposible justo como en la película de terror más famosa de todos los tiempos. ¿Alguien ha visto un mejor remate de cabeza en Copas del Mundo? Estamos seguros que la respuesta es no.Por su aporte, por su legado, por sus goles y, sobre todo, por ese cabezazo, Jared tiene un lugar muy especial en la historia del futbol mexicano.Ah, por cierto, a cinco minutos del silbatazo final el inolvidable Alessandro del Piero empató para darle el pase a Italia. Daba igual, porque México fue líder y porque en la mente de todos quedó el cabezazo imposible de Borgetti, porque para la posteridad quedó "el gol del Exorcista".

AP
Jared Borgetti con la Selección Mexicana en el Mundial 2002 frente a Italia