Zotoluco, por otra puerta grande

Eulalio Lopez
Eulalio Lopez "Zotoluco": FOTO: Cortesía
El diestro triunfó en Villa Hidalgo, donde se lidió un encierro de la ganadería de Chinampas

Ante un lleno se despidió el matador Eulalio Lopez “Zotoluco” de la pintoresca plaza de Villa Hidalgo, donde se lidió un buen encierro de la ganadería de Chinampas, bien presentado y de buen juego en términos generales.

Abrió plaza el rejoneador potosino Rodrigo Santos quien tras colocar un solo rejón de castigo, ha brindado un lúcido tercio de banderillas que cerró con una corta y su tradicional santina, tras un rejón entero contrario, echó pie a tierra y dejó una estocada entera que hizo doblar al de Chinampas para ser ovacionado en el tercio.

El primero del lote del maestro Zotoluco fue un toro girón que rebasaba la media tonelada, lo lanceó a la verónica encajado en los riñones para rematar con una media y una recoleta. Con la muleta comenzó su faena por alto para luego darle paso a un recital de bien torear con ambas manos, faena de temple y despaciosidad en la que Zotoluco ha disfrutado y se ha abandonado en cada muletazo ante las buenas embestidas del de Chinampas, la faena estaba hecha y la gente entregada, desafortunadamente pinchó a su enemigo en dos ocasiones antes de dejar una estocada entera, siendo fuertemente ovacionado.

Su segundo tuvo poca fuerza y Zotoluco, a base de maestría, lo fue pulsando mucho para pegarle tandas de mucho mérito al son de las golondrinas y la entrega de los aficionados que supieron reconocer una faena de empaque y solera que remató de una estocada entera que le valió el corte de dos merecidas orejas.

Cesar Montes anduvo voluntarioso y con ganas de agradar en su primero, mejor por el lado derecho en el que basó gran parte de su faena sin encontrar de todo el acoplamiento a la embestida de su enemigo, al que despachó de dos pinchazos y media estocada siendo silenciada su actuación.

Su segundo toro se lo brindó al Maestro Zotoluco, de nueva cuenta se le vio empeñoso y le pegó tandas por ambos pitones, destacando un par de tandas con la mano izquierda, lo mató de un pinchazo y una estocada caída y cortó una oreja.

Al término del festejo Zotoluco fue sacado a hombros.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD