Cumple el mano a mano en Aguascalientes

Joselito Adame se lleva tres orejas por una de Sebastián Castella en Aguascalientes

El matador mexicano Joselito Adame se impuso en el mano a mano con el francés Sebastián Castella, el mexicano cortó tres orejas, por una del francés, pero hay que decir que ambos toreros han estado entregados por encima del viento y las complicaciones de los toros de Los Encinos que fueron disparejos en presentación y en su juego. La plaza registró un casi lleno.

El primero fue "Gavilán", un toro grandulón y cornalon ante el cual Castella, cumplió con el capote, tercio en el que fue molestado por el viento. A lo largo del último tercio el viento no cesó, sumado las complejidades del toro, la faena fue prácticamente imposible. Castella estuvo tenaz pero no fue suficiente. Mato de tres cuartos de espada en buena colocación para escuchar palmas como premio a su esfuerzo.

El segundo de Sebastián fue "Tucán", un cárdeno bonito con el que se pudo ver mejor al torear a la verónica, tomo corto su capote para controlarlo y meter al astado. Con el alma en un hilo, así se vivió la faena del torero francés que se la jugó ante un toro que tenía un peligro sordo que sumado a las condiciones climáticas le dio al trasteo un sabor altamente dramático, Sebastián pisó terrenos prohibidos y fue gracias a ello que su labor alcanzo una cuota artística y de valor alta. Fue una faena de dos pasos dobles y una pelea de gallos. Mato al segundo viaje para cortar una oreja mientras el toro recibió palmas.

Su tercero fue "Cóndor", con el capote toreo por chicuelinas y quito por tafayeras. Se topó con la muleta ante un toro incómodo, que regateaba la embestida y cuando pasaba lo hacía con cierta violencia, a Castella esto no pareció importarle porque salió a cumplir con mucha actitud sin dejarse nada guardado. Pinchazo y estocada para retirarse entre palmas.

Joselito Adame comenzó con "Mirlo", que fue el segundo, un toro que comparado con el primero contrastó ya que era menos, el público comparó y terminó por protestarlo y terminó por pagar los platos rotos Joselito, que hizo todo para acallar las protestas, logró momentos aislados. Falló con la espada y se retiró entre pitos.

"Búho", fue su segundo, cumplió con el capote y el clima mejoró un poco. Con la muleta comenzó por bajo, para a partir de ahí, con paciencia, construir una faena magistral, cargada al inicio por el lado izquierdo para después combinar las tandas por ambos lados, los muletazos fueron largos llenos de sentimiento y de un decir, no me ganan la pelea. Con la espada pego un estocadon, sumó un descabello para lograr una oreja.

"Jilguero", fue el sexto, ante el Joselito, se vio variado con el capote y realizó un quite por saltilleras. La faena la llevo a un nivel alto gracias a que tuvo la cabeza para entender al toro y meterlo en vereda para que terminara entregado, tampoco se guardó nada, sufrió un pisotón, pero no se detuvo armo la escandalera hasta escuchar la pelea de gallos. Concluyó con otro estocadon y recibió dos orejas más con lo que selló una salida a hombros.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD