Ponce y Juan Pablo cortan oreja en Texcoco

Foto: Carlos Yarza
Foto: Carlos Yarza
El juez le negó a Juan Pablo Sánchez la oreja que le abría la puerta grande

Tercera corrida de feria, se lidió un encierro de Torreón de Cañas, que cumplió en presentación y que dio juego desigual, para Rodrigo Santos, quien se despidió, Enrique Ponce y Juan Pablo Sánchez, quienes cortaron una oreja.

Abrió plaza Rodrigo Santos, quien hizo una faena desigual, con momentos importantes ante un toro que fue al caballo, pero transmitió poco. Falló con el rejón de muerte y se retiró entre palmas.

El grupo de forcados de Teziutlán logró la pega al segundo intento. El segundo de Rodrigo Santos, fue “Escandaloso”, previo a su faena salieron varios rejoneadores al ruedo, todos montados a caballo y le rindieron un homenaje al que se sumó un trofeo por su despedida.

El trasteo fue emotivo y es que además del toro, tuvo que imponerse a sus caballos que de repente amagaban y no iban claros al toro. Tuvo momentos lúcidos y las fallas con el de muerte le privaron de algún trofeo. Fue ovacionado.

Enrique Ponce, enfrentó a “Trincherazo”, al que toreó con armonía con el capote al interpretar verónicas. Con la muleta toreó principalmente por el lado derecho con la estética que le caracteriza, aprovechó lo que le permitió el toro al que terminó por pinchar, para tras ello saludar desde el tercio.

“Siempre Alegre”, completó el lote del valenciano, quien cumplió con el capote. En la suerte de varas se lució el picador Rodolfo Carmona, quien picó acertadamente tras el tumbo del piquero español. Con la muleta, Ponce terminó por meter al toro en un trasteo derechista que resultó interesante porque le sacó al astado muletazos que parecía no traer, intentó al natural por donde el toro no pasó y cerró con la poncina para deleite de la afición, a pesar de que pinchó, al oficiar certeramente con el descabello el juez le otorgo una oreja.

Juan Pablo Sánchez, abrió con “Ingobernable” del cual se hizo bien con su capote, para pegarle una serie de verónicas que remató soltando la punta del capote, dignas todas ellas de una pintura.

En el tercio final, el toro colaboró poco, fue el arrojo de Juan Pablo, lo que le puso sabor al trasteo, el de Aguascalientes, estuvo por encima, mató de tres cuartos para cortar una oreja que le protestó un sector del público, que terminó por aplaudirle en la vuelta.

El sexto fue “Seguro Servidor” el cierra plaza que correspondió a Juan Pablo Sánchez, quien cumplió al saludarlo con el percal. Con la muleta el astado se apagó, pero no el espíritu del torero que insistió para de esta manera conseguir arrancar muletazos de valía por el lado derecho y de muletazos aislados fue a muletazos ligados con los que emocionó a la concurrencia que hizo buena entrada. Pinchó al primer viaje, dejo entera al segundo para tener petición que no atendió el juez, y terminó por dar vuelta al ruedo.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD