Flores y Adame una oreja en Texcoco

En medio de un buen ambiente se llevó a cabo la corrida de viernes Santo en Texcoco, cartel que reunió a Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Flores y Luis David Adame, que lidiaron dos toros de Fernando de la Mora, justos de presentación y cuatro de Santa María de Xalpa, de excelente presencia y calidad, pero justos de fuerza.

Pablo Hermoso de Mendoza llegó mermado de salud, ya que a lo largo de la semana sufrió un fuerte cuadro gripal que además le afectó las vías respiratorias, así se presentó a Texcoco, donde “Arenas”, fue el primero de Fernando de la Mora, que le correspondió.

De salida, el toro mostró emotividad y celo, tras el primer rejón, el burel se resbaló y al parecer se lastimó y se vino a menos, Pablo lo aprovechó y le hizo una faena compacta que emocionó y que terminó por malograr con el rejón de muerte, para ser ovacionado.

El segundo para Hermoso fue “Ondalán”, de Fernando de la Mora, de salida el toro fue protestado al ser considerado pequeño, Pablo revirtió las protestas con su toreo y se engalló en cuanto la gente le protestó, se empleó e hizo una faena emotiva que llevó a un nivel de atención alto con las banderillas y las cortas, mató de rejonazo entero, el toro tardó en doblar para escuchar fuerte ovación con una leve petición.

De Santa María de Xalpa el primero se llamó “Nazareno”, un imponente negro ante el cual Sergio Flores cumplió con el capote. Con la muleta el toro tuvo calidad, pero se desfondó a pesar que el castigo en varas fue mínimo; Sergio Flores estuvo empeñoso, pero el esfuerzo fue insuficiente ante la nula cooperación del toro que, por la misma condición, no empujó a la hora que Sergio se tiró a matar, al final, fue silenciado mientras el toro fue pitado en el arrastre.

“Agradecido” completó el lote de Flores, otro negro que sí le permitió lucir su toreo de capa. Con la muleta, el toro mantuvo la calidad mostrada desde la salida, pero perdió fondo, por lo que Sergio sacó a flote su torería para hacer un trasteo que emocionó, fue sumando y ligando los pases así hasta ir a más, se tiro a matar en el momento justo, lo hizo de entera, el astado vendió cara la muerte por lo que se escuchó un aviso, al final, dobló y Sergio paseó una oreja.

“Don Jacobo” fue el del debut en Texcoco, de Luis David Adame, un bonito melocotón que permitió a Luis David jugar los brazos armoniosamente en una serie de verónicas rodilla en tierra, tras varas hizo un quite personalizado.

Con la muleta realizó una faena bien estructurada en la que aprovechó las cualidades del astado que embistió con clase, se prodigó y se empeñó en matar recibiendo, el toro no fue y mató al volapié, dejó una entera baja y le dieron una oreja que la gente le protestó al recibirla.

“Don Jerónimo” fue el cierra plaza, un bonito chorreado en verdugo, bocinero, muy en el tipo de la ganadería, lo saludó con una larga de rodillas para después verse variado, así como en el quite que combinó saltilleras y gaoneras para ayudar al burel.

Con su franela se pegó un arrimón ya que el toro acusó el castigo en varas y se vino a menos, poniéndole las cosas cuesta arriba, el torero sacó el fondo y de pase en pase se inventó la faena que emocionó al público, mató de entera y, a pesar de la petición, el juez no otorgó el premio y todo quedó en una fuerte ovación.

Para este sábado, en la corrida de sábado de gloria, parten plaza Luis Pimentel a caballo, y a pie Javier Conde y Arturo Macías con los toros de José María Arturo Huerta.