Dos orejas en la corrida de San Marcos

Se celebró la corrida en honor a San Marcos, Pablo Hermoso de Mendoza, Arturo Macías y Sergio Flores formaron el cartel que lidió un encierro de Los Encinos y Julián Hamdan.

Arturo Macías triunfó con uno de regalo, mientras Flores con el cierra plaza. Pablo Hermoso de Mendoza, con esta corrida concluyó su temporada en México.

Abrió plaza un toro de Los Encinos de nombre “Tule”, que correspondió a Pablo Hermoso de Mendoza, el toro fue al caballo pero le faltó emotividad, Pablo ante el estuvo pulcro y vistoso aunque tardó en conectar con el tendido. Terminó matando al segundo intento para ser ovacionado. El último toro de la campaña mexicana de Hermoso, se llamo “Roble”, de Los Encinos, fue un toro que dio pocas posibilidades sumado a que tenía un peligro sordo ya que iba cazando y recortando las embestidas, Pablo le busco las cosquillas y expuso a sus caballos. Acertó al segundo rejón de muerte y se retiró entre leves palmas.

El primero de Julián Hamdan, que correspondió a Arturo Macías, se llamó “Aprender a vivir”, un toro de percha impresionante ante el cual cumplió con el capote. En el caballo le pegaron fuerte, tras lo cual Macías intentó un quite que no repercutió al tendido. El toro funcionó en el último tercio y Macías lo toreó en momentos bien, con calidad por ambos lados, el desatino vino al tirarse a matar lo hizo de entera tendida que no fue efectiva, tuvo que usar el descabello hasta escuchar un aviso para retirarse en silencio. “Hoy Eterno”, completo el lote, ante el “El Cejas”, hizo una faena a su estilo que terminó por gustarle a la gente, el problema radicó nuevamente a la hora de tirarse a matar, falló y perdió lo que era una posible oreja.

El tercero, primero de Sergio Flores, se llamo “Por todo lo alto”, un toro chaparro con el que cumplió con el capote. En la muleta el toro no se definió si bien regalaba buenas embestidas otras no lo eran, lo importante fue que Sergio se mantuvo y aprovecho los momentos buenos. Con la espada falló y fue silenciado. “Virtud del tiempo” fue el que cerró plaza y correspondió a Sergio Flores, quien aprovechó al máximo las pocas condiciones que le dio el de Hamdan, lo consintió y lo fue metiendo en la muleta hasta hacerle una faena que parecía no existiría. Coronó su labor de un espadazo excelso para cortar una oreja.

Macías regaló uno que se llamó “Dentro del Corazón” ante este estuvo con ganas tratando de alegrar a un toro con calidad en la embestida pero falto de emotividad tras la insistencia lo metió en la canasta y terminó haciéndole la faena bajo las notas de la pelea de gallos, lo que le dio más emotividad al trasteo. Acertó con la espada, tardó en doblar el toro y descabello, tuvo fuerte petición y le dio el juez un premio.