El ambiente en el Abierto de Monterrey