¡Caroline I, reina de Australia!

Caroline Wozniacki
Caroline Wozniacki había perdido dos finales del Abierto de los Estados Unidos. FOTO: Getty Images
Caroline Wozniacki gana su primer Grand Slam al vencer a Simona Halep en la final del Abierto de Australia; la danesa es la nueva número 1 del mundo

A Caroline Wozniacki le tomó 43 majors y dos intentos fallidos en las finales antes de conquistar finalmente su primer título de Grand Slam.

Una de las primeras cosas que hizo como campeona fue disculparse con la máxima cabeza de serie, la rumana Simona Halep, tras su victoria por 7-6, 3-6 y 6-4 en la final del Abierto de Australia.

“Sé que hoy es un día difícil”, le dijo Wozniacki a Halep. “Lamento haber tenido que ganar hoy, pero estoy segura de que tendremos muchos partidos en el futuro. Fue un partido increíble, una pelea increíble y de nuevo, lo siento”.

Siete años y medio después de su primera final en uno de los cuatro grandes torneos del circuito, la danesa logró por fin conquistar un título que se le resistía y podrá eliminar por fin la frase “pero nunca ha ganado un major” de su currículum.

“Siento haberme tomado solo un segundo para abrazar a Daphne”, dijo la nueva poseedora del trofeo para la campeona individual femenina. “Soñé con este momento tantos años, que estar aquí ahora es un sueño hecho realidad”.

Además, relevará a Halep en lo más alto del ranking de la WTA, un puesto que ya ocupó hace seis años.

Halep tiene ahora una foja de 0-3 en finales de Grand Slam tras caer en dos ocasiones en Roland Garros.

Wozniacki, de 27 años, es la tercera tenista que se estrena como campeona de uno de los cuatro títulos del Grand Slam en el último año, desde que Serena Williams, que sumó su major 23 en Australia en 2017, se retiró temporalmente para ser madre.

Wozniacki perdió dos finales del Abierto de Estados Unidos –en 2009 y 2014– y Halep perdió dos finales del Abierto de Francia antes de su encuentro en Melbourne Park.

Fue la primera vez en la era del Abierto que las jugadoras mejor clasificadas en el primer y segundo sitios se enfrentaron en una gran final sin haber ganado un título de Grand Slam.

Así que había una presión sustancial.

Fue la primera vez en la era del Open que dos finalistas del Abierto de Australia habían guardado puntos de partido antes de llegar a la final, por lo que en cierto modo la presión disminuyó. En el caso de Halep, fue la primera vez que una jugadora salvó puntos de partido en varios partidos para llegar a la final.

Halep, que estaba jugando con el tobillo izquierdo lesionado y que se había recuperado de una ruptura en el tercer set para liderar 4-3 cuando Wozniacki se tomó un momento por razones médicas para que le vendaran la rodilla izquierda, se quedó sin fuerza.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD