¿En México se critican los éxitos más que los fracasos?