Simone Biles, víctima sexual de Larry Nassar

Simone Biles
Simone Biles en Río 2016. FOTO. AP
La multicampeona olímpica, la estadounidense Simone Biles, denuncia en Twitter abuso sexual del médico del equipo y ya encarcelado, Larry Nassar

Simone Biles, gimnasta olímpica en Río 2016 de los Estados Unidos, confirmó este lunes que fue abusada sexualmente por el exmédico del equipo, Larry Nassar, quien fue encarcelado el mes pasado por 60 años por cargos de pornografía infantil.

En un comunicado publicado en Twitter, Biles dijo que había luchado con su decisión de hacer pública su historia desde que estalló el escándalo.

“La mayoría de ustedes me conocen como una chica feliz, risueña y enérgica. Pero últimamente me he sentido un poco rota y cuanto más trato de apagar la voz en mi cabeza, más fuerte grita. No tengo miedo de contar mi historia nunca más. Yo también soy una de las muchas sobrevivientes que fueron abusadas sexualmente por Larry Nassar”, agregó la ganadora de 10 medallas en el Mundial de Gimnasia.

Nassar fue acusado de agredir sexualmente a más de 100 niñas, incluidas varias de los equipos olímpicos de Estados Unidos.

Los compañeros de Simone Biles, Aly Raisman, McKayla Maroney y Gabby Douglas están entre los miembros del equipo de gimnasia de Estados Unidos que han dicho que fueron atacadas sexualmente por Nassar.

El hombre de 54 años fue condenado a 60 años de prisión en diciembre por cargos de pornografía infantil.

Nassar podría ser encarcelado de por vida cuando se inicie una nueva audiencia de sentencia en Michigan esta semana por cargos separados de agresión sexual por los que se ha declarado culpable.

En su declaración describe su tormento mientras intentaba lidiar con el abuso que había sufrido.

“Hay muchas razones por las que he sido reacia a compartir mi historia, pero ahora sé que no es mi culpa. No es normal recibir ningún tipo de tratamiento de parte de un médico de confianza del equipo y llamarlo, en forma espantosa, como un tratamiento especial. Este comportamiento es completamente inaceptable, repugnante y abusivo, especialmente por parte de alguien en quien se me dijo que confiara”, agregó.

“Durante demasiado tiempo me he preguntado a mi misma: ‘¿Fui demasiado ingenua? ¿Fue por mi culpa?’ Ahora sé la respuesta a esas preguntas. No. No, no fue mi culpa. No, no llevaré la culpa que le pertenece a Larry Nassar, USA Gymnstics y otros. Es increíblemente difícil revivir estas experiencias y me rompe el corazón aún más pensar que mientras trabajo para cumplir mi sueño de competir en Tokio 2020, tendré que regresar continuamente a la misma instalación de entrenamiento donde fui abusada”, apuntó.

“Necesitamos saber por qué esto pudo tener lugar durante tanto tiempo y para tantas de nosotras. Tenemos que asegurarnos de que algo como esto nunca vuelva a suceder. A medida que continuo trabajando en el dolor, le pido a todos que respeten mi privacidad. Este es un proceso que necesito más tiempo para trabajar”, finalizó Simone Biles.

Con información de AFP.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD