Especial: Felipe Muñoz sinónimo de oro olímpico

Hace 67 años nació el hombre que puso por primera vez el nombre de México en la mira de la natación, Felipe ‘El Tibio’ Muñoz, ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en 1968.

Nacido en la Ciudad de México el 3 de febrero de 1951, hijo de Felipe Muñoz y Areti Kapamas. ‘El Tibio’, llamado así porque siempre se quejaba de que el agua estaba demasiado caliente o demasiado fría, fue el primero en conseguir una presea olímpica para México en natación.

Poco favorito en casa, pero sorprendió al mundo un 22 de octubre de 1968 y tras superar los hits eliminatorios subió a lo más alto del podio, para adjudicarse medalla de oro para México.

Frente a 10 mil personas en la en la Alberca Olímpica Francisco Márquez, ‘El Tibio’ ocupó el cuarto carril; mientras que sus enemigos más próximos, el soviético Kosisnky partió en el carril tres y su izquierda, en el cinco, Brian Job, a quien derrotó semanas atrás.

Ante la euforia de los aficionados, Muñoz mostró tranquilidad durante los primeros 50 metros, pero cuando se dio cuenta que se estaba quedando en quinto sitio aceleró y en a los 100 metros se colocó cuarto; en los 150 tuvo dominado a Job, en 170 a Henninger y Kosinsky; a diez metros del final le sacó medio cuerpo al soviético. Con tiempo de 2:28,7 el mexicano logró la hazaña junto con la explosión de emociones del público presente.

Muñoz ingresó al Salón de la Fama de la Natación en 1991 y jefe de la delegación mexicana en durante los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

En Múnich, durante 1972, solo le alcanzó para conseguir un quinto lugar.

Muñoz Kapamas, también obtuvo otras actuaciones memorables, en los Juegos Centro Americanos y del Caribe, se llevó dos medallas de oro, 100 y 200 metros en nado de pecho, y plata, en 200 metros relevo combinado, en 1974, año en el que se retiró.