Especial: Jesse Owens y su paso a la inmortalidad

Jesse Owens
Jesse Owens multimedallista olímpico. FOTO. AP
El 3 de agosto de 1936 fue el día en que Jesse Owens alcanza la inmortalidad del olimpismo al ganar los 100 metros en Berlín ante la mirada de Adolf Hitler

El 3 de agosto es una fecha para el deporte olímpico y mundial que no será olvidada jamás en la vida. En un día como hoy pero de 1936, un joven de 22 años acaparaba las miradas de todos en Berlín, Jesse Owens, ganaba la medalla de oro de 100 metros ante la mirada de Adolf Hitler.

James Cleveland Owens nació el 12 de septiembre en Oakville, Alabama en los Estados Unidos, mejor conocido como Jesse Owens, fue un atleta ganador de cuatro veces medallas olímpicas.

Lo de Jesse ocurrió a los nueve años en la escuela, que su acento sureño hizo que su profesor no le entendiera bien al querer abreviar su nombre en “JC”, su fonética daba entender “yei-ci” se escuchó como un Jesse.

Sus inicios en el atletismo fue en la universidad, donde destacó muy pronto gracias a sus cualidades físicas y a su entrenador. En 1935 se ganó su derecho a participar en los Juegos Olímpicos Berlín 1936 con una actuación que pasaría a la historia.

Durante las finales universitarias, el 25 de mayo y en un plazo de sólo 75 minutos, batió cuatro récords mundiales, en longitud con 8.13 metros, en 100 yardas con 9.4 segundos, 220 yardas con 20.3 segundos y 200 metros vallas con 22.6 segundos

En 1936, en Chicago, batió el récord mundial de los 100 metros, bajándolo hasta los 10,2 segundos. Con un ambiente muy enrarecido por la llegada al poder del régimen nazi se presentó en Berlín, desafió al mismísimo Adolf Hitler, donde el deportista de color se convirtió en el héroe de Berlín.

Jesse Owens consiguió cuatro medallas de oro: en los 100 (3 de agosto) y los 200 metros (5 de agosto), en el salto longitud (4 de agosto) y en los relevos 4 x 100 metros (9 de agosto).

Estados Unidos no le reconoció sus méritos hasta sus últimos años de vida y después de su muerte. Así, fue premiado con la Medalla Presidencial de la Libertad en 1976 por Gerald Ford y, a título póstumo, la Medalla de Oro del Congreso por George H. W. Bush el 28 de marzo de 1990.

En 1984, una calle de Berlín fue renombrada con su nombre, al igual que una escuela secundaria en el distrito Lichtenberg. Owens murió de un cáncer de pulmón el 31 de marzo de 1980.

 

Jesse Owens
Jesse Owens. Infografía: Julián Pérez
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD