Especial: Día bronceado de tres glorias olímpicas

Medallas México 68
Diseño de las medallas de México 68. FOTO: Cortesía
El 24 de octubre de 1968 México gana tres medallas olímpicas en un solo día por segunda ocasión en su historia

Cada que México gana una medalla olímpica la expectativa de la afición y de los medios de comunicación es indescriptible. Eso se debe a lo difícil que le resulta a nuestros atletas destacar y al increíble interés mediático que se genera alrededor.

En todas las justas la famosa ‘cosecha de medallas’ ha sido a cuentagotas simplemente porque nuestra nación no es potencia en el deporte.

Por eso resulta extraño que México gane un par de preseas en un solo día. Ahora imagínense tres. Pues eso ya ocurrió incluso en varias ocasiones. La primera de ellas fue en Londres 48 cuando la equitación se colgó dos oros (Humberto Mariles y por equipos) y una plata (Ramón Uriza) el 14 de agosto de ese año.

Y la segunda fue en casa, en México 68, cuando María Teresa Ramírez en natación, además de Agustín Zaragoza y Joaquín Rocha en boxeo vieron la bandera nacional en el podio de vencedores. Ese día se incrementaron los números en el medallero que al final reflejaría la mejor actuación nacional en unos Juegos Olímpicos. Sí, fueron tres de bronce, pero festejadas como si fueron de oro.

Fue el 24 de octubre el día más prolífico para la delegación local:

Agustín Zaragoza (bronce). La Arena México fue testigo de todos los combates de boxeo y de la gran actuación de los mexicanos. El nativo de San Luis Potosí representó a nuestro país en la categoría 71-75 kgs; derrotó primero al jamaiquino Dinsdale Wright y después al checoslovaco Jan Hedjuk, campeón europeo. Así aseguró medalla, aunque en semifinales cayó ante el soviético Alexeiv Kiseliev.

Agustín Zaragoza
Agustín Zaragoza. FOTO: Cortesía

Joaquín Rocha (bronce). El boxeo dio en total cuatro preseas; una de ellas fue en el peso en la categoría de más de 80 kgs. El capitalino derrotó al ghanés Adonis Ray y al holandés Rudolph Lubbers; perdió en la ronda de los cuatro mejores ante el rumano Ionis Chepulis. Recordemos en el pugilismo se otorgan dos medallas de bronce a los perdedores de las semifinales.

Joaquín Rocha
Joaquín Rocha. FOTO: Cortesía

María Teresa Ramírez (bronce). Felipe “Tibio” Muñoz ya había emocionado a la afición con su histórico oro en los 200 metros pecho de natación. Y hubo otra alegría nacional en la Alberca Olímpica Francisco Márquez el 24 de octubre cuando la capitalina Mari Tere destacó en los 800 metros libres; derrotó solo por una décima de segundo a la australiana Karem Rojas y solo quedó detrás por la misma diferencia de la estadounidense Pam Kruse, ganadora de la plata.

María Teresa Ramírez
María Teresa Ramírez. FOTO: Cortesía

Al final de los Juegos del 68 México terminó con nueve medallas, las mejor actuación de la historia: fueron tres oros, tres platas y tres bronces. Estos últimos fueron todos conseguidos en el glorioso 24 de octubre de 1968.

Por cierto, México ya levantó incluso cuatro medallas en un solo día. Fue en Río 2016, el 20 de agosto, con Germán Sánchez (clavados), María Espinoza (tae kwon do), Misael Rodríguez (boxeo) e Ismael Hernández (pentatlón moderno).

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD