COI no ayudará a Río de Janerio

El Comité Olímpico Internacional ha negado por ahora la ayuda para que los organizadores de los Juegos del año pasado en Río de Janeiro paguen una deuda de entre 35 y 40 millones de dólares.

La junta ejecutiva del COI, que se reunió el domingo en Lausana, Suiza, destacó que ha contribuido ya con una cifra “récord” de 1.530 millones de dólares para los Juegos Olímpicos, y no encontró motivos claros para desembolsar más dinero tras sostener una conversación con Carlos Nuzman, presidente del Comité Organizador de Río 2016.

Por contrato, las ciudades y países sede se obligan a pagar las deudas en que incurran para organizar los Juegos Olímpicos.

En el caso de Río, si los gobiernos intervienen para ayudar a que los acreedores reciban su pago, ello seguramente indignará a policías, profesores y otros empleados públicos que están recibiendo tarde sus salarios, en medio de la peor recesión de Brasil en décadas.

El COI trata de concentrarse en proyectos futuros, incluidos los Juegos Olímpicos de Invierno que se realizarán dentro de siete meses en Pyeongchang, Corea del Sur. En estas condiciones, indicó que, además de la ayuda sin precedentes para Río, se hizo “un esfuerzo excepcional a fin de ahorrar costos de manera significativa”.

Añadió que todos los involucrados en los Juegos absorbieron gastos “por cientos de millones de dólares”.

Los Juegos de Río se inauguraron hace menos de un año, en medio de problemas de organización, un bajo número de espectadores en el graderío, escándalos de corrupción y la recesión nacional. De último minuto, los organizadores necesitaron millones de dólares como parte de un rescate gubernamental para llevar a cabo los Juegos Paralímpicos.

Cierta infraestructura construida para los Juegos ha resultado útil, como una línea del tren subterráneo, un puerto remozado y varias líneas de autobuses con carril exclusivo.

Pero buena parte de las sedes deportivas está en el abandono. Pocos jugadores llegan al campo de golf de 20 millones de dólares, y se han encontrado compradores para menos del 10% de los 3.600 apartamentos en la Villa Olímpica.

El mes pasado, un análisis basado en datos municipales, estatales y federales, calculó que el costo de los Juegos fue de 13.100 millones de dólares, con una mezcla de dineros públicos y privados. Pero la cifra exacta podría ser mayor y quedaría sin precisarse jamás.