Atleta ruso en el ojo del huracán por dopaje

Rusia podría perder la oportunidad de recuperar derechos olímpicos plenos después de que concluyan los Juegos invernales en este condado surcoreano, tras una acusación de dopaje contra un integrante del equipo de curling.

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS por sus siglas en francés) informó el lunes en un comunicado que ha “abierto un procedimiento que involucra” a Alexander Krushelnitsky, quien obtuvo la medalla de bronce en dobles mixtos junto con su esposa Anastasia Bryzgalova.

Mark Adams, portavoz del Comité Olímpico Internacional, señaló que un resultado positivo de dopaje impediría a la delegación de Rusia desfilar con su bandera nacional en la ceremonia de clausura.

Los rusos participan en Pyeongchang con bandera neutral. Además, se les denomina “deportistas olímpicos de Rusia”, en vez de identificarlos sólo con el nombre del país.

El COI suspendió al comité olímpico ruso el año pasado, en relación con un amplio programa de dopaje en los Juegos de Sochi 2014. Sin embargo, permitió que 168 deportistas compitieran con uniformes y bandera neutrales.

Adams confirmó el resultado positivo en el análisis antidopaje, y advirtió que éste podría tener “consecuencias” para evaluar la conducta de la delegación rusa, que debía cumplir varias restricciones, incluida la suspensión de varios favoritos a conseguir medallas y la necesidad de someterse a pruebas adicionales para determinar si habían consumido sustancias que mejoran el desempeño deportivo.

Integrantes de la selección de curling dijeron que un entrenador les había informado que Krushelnitsky dio positivo de una sustancia prohibida. La capitana del equipo de mujeres, Viktoria Moiseeva, comentó que el entrenador les dio la noticia el domingo por la noche.

Moiseeva añadió que el equipo quiso consolar a Krushelnitsky y a Bryzgalova.

“Pero pensamos que no hay palabras que los consuelen ahora”, indicó. “Así que simplemente tratamos de mantenernos alejados”.

Dmitry Svishchev, presidente de la Federación Rusa de Curling, dijo a The Associated Press que Krushelnitsky dio negativo apenas el 22 de enero, un día antes de volar a Japón, donde se entrenó.

Svishchev consideró posible que alguien hubiera alterado los alimentos o bebidas de Krushelnitsky con meldonio, una sustancia que se prohibió recién en 2016.

Sugirió que deportistas rivales en Rusia o adversarios políticos de la nación pudieron ser responsables.

“Esto no puede ocurrir en la Villa Olímpica porque todos comen lo mismo”, indicó. “Pudo ocurrir en el campamento de entrenamiento… existe la posibilidad de que fuera alguien dentro del equipo… o de que esto fuera un medio político para conseguir algún objetivo”.

El meldonio es la sustancia por la que fue suspendida la tenista rusa Maria Sharapova, luego de dar positivo en el Abierto de Australia de 2016. Antes de su prohibición, muchos deportistas rusos consumían la sustancia, diseñada para personas con padecimientos cardiacos.

Algunos consideran que el meldonio puede mejorar la capacidad atlética.

La muestra “A” de Krushelnitsky dio positivo. Adamas explicó que la segunda muestra se analizará y que los resultados estarán listos en 24 horas.