¡Primeros 100 años!

¡Y aquí está!

De la rivalidad de dos conjuntos, “La Huerta”, primer equipo de futbol del Valle de Toluca, creado por Manuel Henkel y el “Xinantécatl” de Román Ferrat, nació un 12 de febrero de 1917 en la casa número 37 de la Avenida Juárez en la capital del Estado de México el CLUB DEPORTIVO TOLUCA. Camiseta blanca, pantaloncillo azul marino y medias también azules, fue el primer uniforme del Toluca ya con el escudo cuya esencia predomina hasta hoy: un círculo con una abertura que representa la letra “C” y adentro las letras “D” y “T”.

 

Y a partir de ahí una gran historia que comienza en los albores del siglo XX, desde el primer campo en la Presa de los Gachupines, después mudanza al campo Tívoli, vinieron los innumerables títulos estatales, municipales y de Liga Mayor, hasta llegar en 1952 al CAMPO PATRIA, que en 1954 se inauguraría como ESTADIO DEPORTIVO TOLUCA en los terrenos donde actualmente se erige el flamante y maravilloso ESTADIO NEMESIO DIEZ. Luego, el inicio de la segunda división y el ascenso al máximo circuito, en enero de 1953, del cual nunca más saldría. Ya en primera división había que trascender y la única forma de lograrlo era ganando títulos: el primero fue de Copa en 1956, luego momentos muy inciertos por el fallecimiento de Don Luis Gutiérrez Dosal al grado de perder un partido por “default”, y posteriormente la primera corona de Liga en la temporada 1966-67 cuando el club llegaba a 50 años de su fundación e inmediatamente después en 67-68 la segunda, ambas bajo la dirección del gran Ignacio Trelles.

 

El tercer título llegó en la 74-75 con Ricardo de León y luego de 23 años de una sequía desesperante, excepto por otra Copa en la 88-89, arribó la época dorada: de nuevo un galardón (más ansiado que nunca y lleno de drama) en 1998, cuarto en la historia; el quinto en 1999 y el sexto en 2000, triplete obtenido con la conducción de Enrique Meza (por cierto 3 días después del sexto logro fallece Don Nemesio Diez). En 2002 un campeonato más con Alberto Jorge como director técnico, en 2003 el segundo título de la CONCACAF, en 2005 la conquista número ocho de Liga teniendo al frente a Américo Gallego, en 2008 la novena, y la décima en el torneo Bicentenario en el 2010, estas dos últimas con la batuta de José Manuel de la Torre.

 

Así de fácil se resume la grandiosa historia de los Diablos Rojos pero que a través de un centenar de años ha caminado sobre un sendero lleno de esfuerzo, sacrificio y sobretodo de amor al trabajo y que ha tenido grandes personajes en sus diferentes directivas, desde los Henkel y los Ferrat hasta llegar a los Monroy, los Corona, los Lebrija y un montón más que han impulsado siempre a esta institución para que sea lo que es hoy en día.

 

¿Y de jugadores qué se puede decir? Son tantos y tantos los que han defendido con toda dignidad la camiseta roja que es imposible mencionarlos a todos, pero para mí sobresalen los siguientes: José Saturnino Cardozo, Vicente Pereda, Antonio Naelson “Sinha”, Hernán Cristante, Vicente Sánchez, Amaury Epaminondas, Albino Morales, Claudio Lostanau, José Manuel Abundis, Carlos “Monito” Carús, Panchito Berterame, Mauro Ramos, Juan Dosal, Paulo da Silva, Florentino López, Ítalo Estupiñán, Chuchito García, Héctor Hugo Eugui, Jesús Romero Reyes, Fabián Estay, Alberto Macías y un larguísimo etcétera, etcétera.

 

Pero lo más importante que ha logrado el Deportivo Toluca es la identidad que le ha proporcionado a la siempre entregada pero exigente afición de toda la región del Valle de Toluca. El seguidor rojo se identifica con la seriedad, el trabajo y la mentalidad que han tenido cada uno de los personajes que han pasado, en cualquier rubro, por el club. El público, a través de un siglo, ha respondido en las buenas y en las malas porque siente que el equipo Toluca es algo suyo y al mismo tiempo porque le hace sentirse TRIUNFADOR.

 

La mejor frase que he escuchado para resumir lo que representa el Deportivo Toluca es la que alguna vez pronunció Emilio Chuayffet: “La Ciudad de Toluca es conocida en el mundo por sus portales, su volcán y SU EQUIPO DE FUTBOL”. Sin duda el DEPORTIVO TOLUCA puso a esta región en el mapa mundial.

 

La verdad no encuentro las palabras que manifiesten lo que siento en este momento y me voy a ir a la fácil, a parafrasear a Don Nemesio Diez: “QUE EL BALÓN RUEDE A NUESTRO FAVOR”

 

¡FELICIDADES DEPORTIVO TOLUCA! ¡FELICIDADES PROPIETARIOS, DIRECTIVOS, JUGADORES Y AFICIÓN DE LOS DIABLOS ROJOS POR LOS PRIMEROS CIEN AÑOS! ¡QUE VENGAN MUCHOS MÁS!

Raúl Pérez

Narrador de futbol entre otras actividades