Estadísticamente, la mejor temporada de la NBA