Los cuestionamientos a La Volpe

Mesa de trabajo

Ricardo La Volpe ha sido el centro de críticas desde que asumió el cargo como técnico del América, evidentemente en el juicio de su gestión aparece en primer lugar el haber perdido un título en dos minutos, pasando por alto el error  del árbitro Jorge Isaac Rojas al expulsar injustamente a Paolo Goltz y la equivocación de Rubens Sambueza dejando al equipo con diez hombres, sobre lo cual ya no es necesario hablar.

Pero revisando sus números y las circunstancias que ha vivido desde que regresó a Coapa nos topamos cosas muy interesantes. Ha dirigido 24 partidos de liga hasta el momento de escribir estas líneas, diez triunfos, diez empates y cuatro derrotas. El torneo pasado perdió el único juego en penales, el 25 de diciembre.

Hasta hoy sigue invicto en el estadio Azteca y durante el presente torneo de liga no ha recibido gol en casa. El semestre pasado asumió el cargo en un equipo que ya estaba confundido en la idea futbolística y que comenzaba a perder la confianza. Él supo levantarlo hasta llegar a la final, mejorando la actuación del Mundial de clubes y así demostrar que sí es posible ir al máximo torneo de clubes de la FIFA y pelear por el título, lo que ningún equipo mexicano había conseguido antes, obligando a modificar las fechas de las finales.

Eso provocó que América no tuviera pretemporada, lo cual ha influido en las lesiones de algunos jugadores. Hoy no puede contar con siete futbolistas que pueden ser titulares y aún así está en zona de liguilla, a nueve puntos de asegurar el boleto a la fiesta grande.

Le ha dado la oportunidad a los jóvenes de fuerzas básicas. Edson Álvarez va consolidando su carrera de forma rápida y Diego Laínez es sin duda el novato del torneo, y utilizará a más debido a las lesiones de titulares; pero también porque los chavos tienen calidad y los ha ido puliendo desde hace unos meses porque  hasta se ha metido a dirigir los entrenamientos de la sub 20.

Se cuestiona su estilo de juego sin pensar en los elementos que no tiene para desarrollarlo. Se cuestiona su relación con los jugadores, pero yo he visto que ha sido buena con casi todos desde que llegó. Sí, a veces su forma de corregirlos en los entrenamientos no es la más sutil, pero terminando la práctica se queda a bromear con ellos.

A este torneo le queda mucha historia aún y en base a ella se tomarán las decisiones pertinentes, pero por ahora pareciera exagerado el linchamiento al entrenador.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD