Contundencia, el talón de Aquiles de la Selección Mexicana