‘Gusano’ Rojas, víctima de un despojo