México hará historia, es el tema

Francisco Arredondo
Indicador futbolero

Todo depende desde la perspectiva que se quiera analizar, pero sin duda es un acierto que el futbol mexicano se haya ligado con Estado Unidos y Canadá para presentar en poco más de dos años ante la FIFA la candidatura tripartita para organizar la Copa del Mundo de 2026.

 

Muchos son los cuestionamientos surgidos apenas se hizo oficial el anuncio de que estos países, –obviamente encabezados por los estadounidenses–, se lanzarían para traer una cuarta justa mundialista a la Concacaf y donde la repartición de los juegos quedó de la siguiente forma: 80 por ciento es para los vecinos del norte, mientras mexicanos y canadienses tendrán el 20 restante.

 

Más allá de enfocar la crítica en el sentido de que a México le dieron “migajas”, es importante reflexionar sobre lo que representaría en gastos tener la sede de este tipo de mega eventos en solitario y, además, con el potencial económico y de infraestructura por parte de los estadounidenses, lo ideal fue como plantearon las cosas.

 

En la historia siempre quedará registrado que México se convirtió en la primera nación en organizar tres Copas del Mundo, ese debe ser el punto que ahora nos debería ocupar y entender que se debe caminar con pies de plomo y siempre con una postura realista, o al menos esa es la que asumen desde la misma Federación Mexicana de Futbol (FMF).

 

“Esta es una candidatura responsable, acorde a los tiempos y a la realidad actual no podemos darnos el lujo de construir estadios para después dejarlos abandonados como ha sucedido en otros países, en ese sentido ganamos mucho, es parte de lo que me preguntabas: ¿por qué los tres países? Ésta es una de las grandes razones”, sostuvo el mismo secretario general de la Federación Mexicana de Futbol, Guillermo Cantú.

 

Por lo pronto, la FIFA en su próximo Congreso a celebrarse en Manamá, Bahréin, el 11 de mayo, el tema será parte de la agenda de actividades y, desde luego, de una intensa discusión a dos años de que se tome la decisión final.

 

SE VIENE LA REESTRUCTURA

 

En los Panzas Verdes del León, y es que la directiva encabezada por Jesús Martínez Murguía se sabe en deuda con sus aficionados, ya que en el Clausura 2017 ha entregado uno de sus peores campeonatos desde su regreso al Máximo Circuito, al grado de que se tiene contemplada la posibilidad de poner a todo el plantel transferible en mayo.

 

Como parte de esa limpia que se tiene proyectada, también está bajo un minucioso análisis la casi imposible continuidad del estratega argentino Javier Torrente, quien en el semestre pasado dejó una grata impresión con la forma como sacó adelante al cuadro guanajuatense, pero todo se fue acabando de manera inexplicable.

 

Uno de los nombres que han puesto al área deportiva del León como opción es el peruano Juan Máximo Reinoso, aquel andino que brilló en su época como jugador con La Máquina de Cruz Azul, quien actualmente dirige al FBC Melgar de la liga peruana y es auxiliado por Enrique Meza hijo.

 

Desde hace varias semanas en El Bajío tiene esa posibilidad, pero todo dependerá de lo que arroje el informe del área deportiva y de las ideas que tengan para el siguiente semestre.

Francisco Arredondo

Reportero y comentarista deportivo en Televisa Deportes