El Tri mide fuerzas en Europa