El Fin de Semana de Jémez

Se convirtió en el personaje del fin de semana, desafortunadamente no por lo mostrado por su equipo en el terreno de juego.

Paco Jémez, como elemento polarizador de la opinión pública futbolera, esa misma que dice que si no estás a favor de algo, es porque estás totalmente en contra. La misma que no admite matiz alguno y que cae con facilidad en la descalificación y en el caso de las redes sociales, en el insulto.

Por partes y siempre dicho a título personal.

No me gustó Cruz Azul. Cierto que dominó, por momentos metió al Toluca a su área y ganó en todas las estadísticas del juego… Menos la del marcador.

Pero no fue efectivo, no fue lúcido, no fue preciso y en su momento, durante la transmisión del juego señalé que se había quedado solo en “Buenas Intenciones” … Nada más.

De tal manera que no puedo estar de acuerdo con lo dicho por Jémez al final y mucho menos con el tono sarcástico y hasta rudo utilizado durante la conferencia.

De inmediato entonces me referí a otros síntomas presentados por el español y que fueron consignados en la columna que escribo en el diario Ovaciones… “Jémez se quiere ir”, una conclusión personal que tristemente no es desmentida por las actitudes del estratega español.

Lo sucedido minutos antes, con el técnico levantando el dedo medio hacia la tribuna ya tuvo una explicación y saben qué? La creo y la entiendo. Hay demasiada cobardía desde el anonimato de la tribuna o de las redes sociales. Su reacción no ha sido la más sana ni la más inteligente, pero sin duda la de un ser humano a quien lo lastimaron en una fibra muy sensible.

Así que, dejo en claro lo que pienso desde varios puntos que coinciden en la misma persona.

Agrego, en atención a quienes desde su perspectiva, “cuestionar es igual reventar”, lo siguiente:

No me parece buena idea que Paco Jémez abandonara su cargo pronto. Me gustaría que siguiera, que su proyecto se vuelva más sólido. Me agradaría verlo triunfar. Me gustaría verlo más cómodo con su entorno, verlo disfrutar el dirigir a un grande de México, aún con todos los problemas que tiene hoy día ese “cuestionado” grande.

Ya esto último, lo escribí como Aficionado a la Máquina…