La Selección Nacional vista como una empresa

Alfredo Tame
Alfredo Tame
CuenTame qué Opinas

El gran punto de discusión hoy en todos lados es si debe o no, seguir Juan Carlos Osorio al frente de la Selección Nacional hasta Rusia 2018.

Voy a tratar de ver esto, como una empresa, como un negocio y ver si con esta analogía logro expresar mi punto de vista.

En una empresa cuando los dueños contratan a un Director, lo que buscan son tres cosas fundamentales:

• Resultados
• Planeación a corto, mediano y largo plazo
• Equipo de Trabajo Eficiente/Ambiente Laboral Sano

Vamos al punto de los Resultados:

En una empresa: Puedes incrementar las ventas de manera significativa pero si no generas ganancias, utilidades, de nada sirve.

Con Juan Carlos Osorio: Ha perdido solamente 5 partidos de 36 disputados, tiene a la Selección prácticamente en el Mundial. De los 5 partidos perdidos, 3 de ellos han sido en eliminación directa con marcadores de 0-7, 1-4 y 0-1 (claro, ese 0-1 contra Jamaica)
Comparación: Se ha mejorado en las “ventas”, hoy la Selección no tiene la mínima duda estará en Rusia pero en el tema de generar utilidades, el resultado es totalmente negativo al tener el balance en libros de 2 Goles a Favor y 12 Goles en contra en 4 juegos de eliminación directa.
Resultado: Negativo

Ahora, al punto de la Planeación:

En una empresa: Tienes que tener bien claro hacia dónde vas pero sobre todo, bien claro cómo vas a llegar a conseguirlo. Trabajar todos los días sobre esa visión y saber retomar el camino cuando el Plan A no está funcionando, tener siempre Plan B, C, D y lo que sea necesario para no perder de vista el objetivo. Saber aplicar la autocrítica y tener la suficiente humildad de recomponer el camino, porque piedras, seguro encontrarás.

Con JCO: Él tenía claro qué tenía que hacer en menos de 3 años de proyecto: llevar a México al Mundial. Pero bien parecería que no tenía planeado o por lo menos no estructurado el qué y cómo enfrentaría una Copa América en 2016 y un verano con dos compromisos en 2017. Después del 0-7 contra Chile, se debió activar el Plan B de su gestión y todo indica que la forma en la que activó ese Plan B, fue cuando Alemania estaba ganándonos 2-0 en 7 minutos, “aprendió” a cerrar la puerta y que no nos volviéramos a llevar 7… o más. No se planeó que en un torneo corto, las múltiples rotaciones y la constante improvisación de posiciones no era forma de enfrentar una competencia con Selecciones de un nivel mucho más alto que el de CONCACAF.

No hubo Plan B.

Llegaría la Copa Oro y con ella, la expuesta situación de nuevo de no haber planeado: En la Selección de la Confederaciones sobraban delanteros y faltaban contenciones, en la Selección de Copa Oro, sobraban contenciones y faltaban delanteros. En palabras del mismo Osorio “al final del juego ante Rusia, le propuse a 7 jugadores el reforzar la Selección en EUA, 2 declinaron, 1 dijo sí (Luís Reyes, quien jugó 148 minutos) y los otros 4 sus clubes no los dejaron…¿planeación?

En el tema de la autocrítica, cada vez es más ausente. Decir que los resultados son positivos, que “estamos aprendiendo a competir” y que la forma de trabajo es la adecuada para el cumplimiento de objetivos, me parece que hace perder credibilidad, humildad y sobre todo capacidad de reacción y cambio de estrategia cuando percibes que el barco puede hundirse.

Me parece que si hoy cuestionáramos a Osorio cuál es su objetivo con la Selección Nacional, cualquiera que fuera su respuesta, estaría rodeando de dudas e inseguridades basadas en los resultados de 3 torneos oficiales y peor aún, si su objetivo fuese solamente llegar al Mundial de Rusia 2018.

Comparación: La planeación, adaptación, reacción (o resiliencia como él le llama) se ha quedado corta. La falta de autocrítica y aceptación de necesidad de un cambio en la estructura de las ideas para la consecuencia de objetivos, parecería está siendo nula. Si en una empresa no modificas conforme a las piedras que te vas encontrando en el camino, no hay mejor pronóstico del futuro, que lo que ya te ha sucedido en el pasado. La famosa frase de “si quieres obtener resultados diferentes, tienes que tener acciones diferentes”.

Resultado: Negativo

Y por último, el tema del Equipo Eficiente/Ambiente Laboral

En una empresa: El Director es responsable de elegir a su equipo, de buscar potenciar las cualidades de cada uno de ellos, saberlos colocar donde más productivos puedan ser y liderar el camino con base a claridad en los procesos, en los objetivos y lo que se espera de cada uno de los integrantes aporte para la consecuencia de resultados. Con base en esto, lograr crear un ambiente laboral sano, competitivo y de exigencia en la mejora continua.

Con JCO: la selección de jugadores para cada uno de los torneos de este verano no fue la más eficiente, el potenciar las cualidades de cada uno de ellos en sus área o zonas de experiencia, no ha existido sino todo lo contrario, sumado a la escasez de liderazgo demostrado al insultar a un asistente técnico y a un árbitro en la Confederaciones, tener que estar al frente Pompilio Páez en el momento de mayor crítica y presión de la gestión, hace que se pierda mucha reverencia al Líder, a quien comanda un equipo. El ambiente en el equipo, al menos en el de la Confederaciones se notaba óptimo, de lo mejor sin duda que se ha percibido en las últimas gestiones de la Selección, donde buscando obtener lo positivo de las rotaciones, quizá sí ayude a la competitividad, a la integración entre los jugadores y cuerpo técnico, aunque al final el resultado sea negativo en el desempeño del equipo.

Comparación: La elección para la distribución de los jugadores en ambas Copas no fue la mejor, la terquedad de querer hacer el “balón cuadrado” y colocar a jugadores en posiciones que no dominan ha sido rotundo fracaso. En una empresa, no puedes un día decirle a la gente “ esta semana trabajas 3 días, la que sigue 6, la que viene 4 y después no sé, ah y además esta semana vas a ser Gerente de Operaciones, la que sigue Gerente de Recursos Humanos y cierras el mes siendo Gerente de Finanzas”, ¿por qué en la Selección si puede haber 4, 6, 8, 10 rotaciones, poner a centrales como laterales, enganches como extremos y laterales como contenciones? Acabarás sin duda creando confusión y no optimizando ni potenciando las cualidades de los integrantes del equipo.

Resultado: Equipo Eficiente: Negativo/ Ambiente Laboral: Aprobado

Conclusión: En una empresa (Sel. Nal.), sin duda se pondría en cuestionamiento la continuidad de un Director (JCO) al tener estos resultados, un Consejo (Directivos y Comité de Sel. Nal) pondría las cartas sobre la mesa y valoraría si la forma en la que se está trabajando por parte de la Dirección es la forma en la que confían puedan llegar a los objetivos y sopesar los posibles resultados que se obtendrán basados ya en la experiencia de 3 torneos. El “Consejo” debe exigir haya autocrítica de las formas y lo que se ha obtenido a través de ellas. Entendiendo que los resultados obtenidos, de no hacer ningún cambio, el pronóstico del Mundial es de muy negro escenario. Así mismo el Consejo debe fomentar y dar las suficientes herramientas para que quien ejecuta pueda alcanzar metas y dejar de poner objetivos tan limitantes como un “5to partido”

Se quede o se vaya JCO es urgente que haya modificaciones, no hablo de cambios ya que, cambios se requieren de raíz para poder realmente evolucionar (directivos, fuerzas básicas estructura, límite de extranjeros, juegos de preparación, etc.) siendo realistas estos cambios si se dieran, no se ejecutarían en 11 meses que es lo que falta para el Mundial. Que se tienen que hacer para no estar penando cada 4 años con la misma historia, ¡sin duda! Pero ooootra vez “nos agarran con los dedos en la puerta” y se tienen que tomar acciones inmediatas para poder obtener resultados diferentes.

No me declaro a favor ni en contra de que siga JCO, me declaro a favor de hacer una modificación a la forma de trabajo que se está teniendo hoy, ya sea cambiando a la gestión o modificando el plan de trabajo de la gestión actual, sin lugar alguno está el faltar al respeto, agredir y denigrarnos como afición, eso es simplemente inaceptable, pedimos futbol de calidad, comencemos por ser una afición de calidad; pero es un hecho que no hacer nada… las expectativas y resultados para 2018 serán de “quiebra en la empresa”.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD