Tigres y la Copa

Los torneos de futbol son atractivos para la tribuna o dejan de serlo dependiendo de la calidad de los equipos que participan y la seriedad con la que toman la competencia en todos sentidos.

La Copa MX ha sido desairada por Tigres, uno de sus principales protagonistas. Las alineaciones utilizadas por “el Tuca” en sus primeros dos compromisos y la declaración de que usarán el torneo para darle oportunidad a los jóvenes dejan claro que los felinos no tienen como prioridad ganar el trofeo.

Este tipo de decisiones dan lugar a un sin fin de argumentos como: “aquí todos son titulares”, “hay que apoyar a la cantera” o “nuestra prioridad es la Liga” y muchas otras frases que podrán aparecen en el panorama.

La mala noticia es para la Copa MX en sí misma, que en la medida en que los equipos no utilicen a sus mejores hombres estarán haciendo deslucido el espectáculo y, por consecuencia, el torneo perderá atractivo para los aficionados, las televisoras y los anunciantes.

Resulta muy difícil de entender que Tigres le dé un revés a su propia marca al tomar una decisión tan drástica y entregar partidos como si no importara arrastrar el prestigio de una institución que pretende ser grande.

Los equipos importantes del mundo salen a ganar todos los partidos y a llevarse todos los trofeos que disputen a sus vitrinas. Pensé que Tigres ya había superado esa etapa, luego de que en los inicios de esta era de Ferretti habían hecho lo mismo que ahora.

Luego vinieron etapas muy exitosas en Copa, Concachampions y Libertadores, lo cual la afición premió con apoyo total. Creo que los beneficios de entrarle de lleno a ganarlo todo son tan evidentes que resulta incomprensible por qué Tigres dio marcha atrás en este tema.

Creo que la determinación en sí misma atenta contra los intereses del club y sus objetivos deportivos y económicos, por eso me cuesta tanto entenderla.

Los jóvenes son el recurso más manoseado y utilizado en el futbol a conveniencia de quien tiene que tomar una decisión drástica. Lo ideal es incorporarlos arropados por la gente de experiencia para que puedan crecer futbolísticamente y para no comprometer el rendimiento del equipo.

Ahí queda la polémica decisión de Tigres que de arranque ha despertado molestia en sus seguidores y habrá que esperar para saber qué otras consecuencias tiene en el ánimo del entorno felino.