El aburrido señor Osorio

Si usted es de los que no simpatiza con Juan Carlos Osorio y su manera de dirigir al Tri ya le puede poner otro punto negro a su trabajo y es que ha sido tan eficiente que hasta aburrida nos hizo la eliminatoria porque faltando tres partidos del Hexagonal ya estamos calificados a Rusia 2018.

Osorio nos hizo olvidarnos de los últimos procesos mundialistas en los que nos jugábamos al filo de la navaja el boleto o donde incluso llegamos a un repechaje. Así no tiene chiste, se trata de sufrir y de emocionarnos con la tragedia.

Se trata de correr al técnico en turno y buscar un héroe que nos salve de la muerte y nos meta milagrosamente a una Copa del Mundo como por arte de magia.

Osorio se ha encargado de acabar con estas costumbres muy nuestras al darle sentido al trabajo, al obtener los resultados que se tienen que obtener y ha logrado incluso que le volvamos a ganar a Estados Unidos en su terreno.

Qué tan aburrida ha sido esta eliminatoria que ni siquiera celebraciones en el Ángel de la Independencia hubo luego de asegurar el boleto ante Panamá en la cancha del Estadio Azteca.

México ha recuperado su categoría de gigante de la Concacaf y está cumpliendo con la lógica de los números que nunca debieron ser diferentes. Es más, Osorio acabó hasta con el muy mexicano deporte de que otros técnicos se anden auto nombrando candidatos para suplir al entrenador en turno.

Osorio le ha quitado todo el sabor a esos meses en los que gozábamos con la tragedia deportiva y donde nos la pasábamos buscando un culpable. El colombiano ha hecho que la vida vuelva a la normalidad y que las cosas sean como deben ser. Bueno, para colmo Osorio ha logrado convencer a los jugadores y tenerlos a todos de su lado con un sistema de rotaciones que a nadie le gusta pero que al parecer a los futbolistas les agrada.

Así de aburrido o mejor dicho, así de bueno ha resultado el proceso de Juan Carlos Osorio quien contra muchos pronósticos le ha dado al futbol mexicano todo lo que estábamos buscando.

Osorio ha hecho las cosas tan fáciles que ya no hay polémica, no hay guillotina a la vista ni hay tragedia en el futuro. Así no tiene chiste.

Para quien tenga dudas aquí se confirma que la tragedia siempre es más atractiva. Le dimos más reconocimiento a Miguel Herrera después del repechaje contra Nueva Zelanda o a Javier Aguirre las veces que entró al relevo que a Juan Carlos Osorio quien sin sobresaltos nos tiene en el Mundial.

El Hexagonal lo hemos dominado de tal forma que como dije al principio, ha resultado muy aburrido ¿o no? Bienvenido Juan Carlos Osorio al mundo del revés.