Los números hablan

Antonio Nelli
Antonio Nelli
Con alma, vida y corazón

Las delanteras de Rayados y Tigres son todo un espectáculo. Por la forma de jugar parece que luce mucho más la del equipo que dirige Mohamed; sin embargo, la productividad de ambas es alta y muy pareja.

Del lado del Monterrey entre Aviles (9), Funes Mori (6) y Pabón (4) la delantera acumula 19 tantos. Mientras que del lado de Tigres, Valencia (8), Vargas (5) y Gignac (4) suman 17… y lo que falta.

Definitivamente las incorporaciones de Valencia en Tigres y Hurtado en Rayados han contribuido de manera importante a la cuota goleadora y sobre todo han servido para complicarle la labor defensiva a los rivales.

Monterrey tiene un futbol más explosivo, de latigazos, pirotécnico y esto agrada enormemente a la tribuna. La sensación de peligro es inminente cada vez que se acercan al área.

Tigres tiene un futbol más pausado y calculador pero no por ello deja de ser productivo y goleador ya que junto con León son las delanteras con más goles en el torneo con 26, haciendo la consideración de que los Esmeraldas dieron un salto importante en este departamento producto de los 6 goles que le hicieron a Veracruz la semana pasada. E inmediatamente después se ubica el Monterrey con 25 tantos.

A esto debemos agregar que Rayados es la defensiva menos goleada y que Tigres es la tercera. El balance por donde se le quiera ver es más que positivo y el potencial que han desarrollado Mohamed y Ferretti con sus equipos es digno de reconocimiento.

Las plantillas de ambos clubes son muy poderosas y aunque con personalidades diferentes las dos alineaciones ponen a pensar a cualquier rival que pretenda hacerles el partido.

Evidentemente no son perfectos y tienen debilidades. Será ahí donde radique la habilidad de los técnicos oponentes para encontrar el “punto flaco” de los dos mejores equipos del torneo.

Habrá que ver quién es capaz de pararlos y de nublar la cada vez más latente posibilidad de que se juegue una final regia, el partido que para el resto del país podría ser intrascendente pero que para la Sultana del Norte es el sueño acariciado por muchos años y que además hoy lo merecerían más que nunca.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD