Llevamos 9 y sobran 4

Antonio Nelli
Antonio Nelli
Con alma, vida y corazón

Rayados tiene en sus filas a 13 jugadores extranjeros, por lo cual semana a semana Mohamed se ve obligado a elegir cuatro de ellos que irremediablemente irán a la tribuna, sin posibilidades de entrar en la convocatoria del partido de Liga y esperando ser considerados por lo menos en la Copa.

Por diferentes circunstancias, Rayados se ha ido encartando con futbolistas foráneos y llama la atención que tres de ellos son centros delanteros: Funes Mori, Benítez y el recién llegado Albertengo.

Las condiciones del 9-9 hacen pensar que por conveniencia, los equipos de la Liga deben aspirar a que uno de sus centros delanteros confiables sea mexicano a fin de balancear la mezcla del reglamento.

Por ejemplo, en la zaga central, Monterrey puede echar mano De Montes y con ello el técnico tiene la opción de prescindir de Basanta o Nico Sánchez, lo cual en determinados partidos le puede ser de gran utilidad.

En las laterales por ahora parecen inamovibles Medina y Vangioni, por lo cual estamos hablando de mínimo tres zagueros extranjeros y uno mexicano. En el medio campo la mejora notable de juego de Ponchito González, junto con el descubrimiento de Jonathan, le asegura a Mohamed dos posiciones de nacionales. El tercer sitio lo ha venido ocupando Celso Ortiz, por lo cual hay que agregar a un no formado en México más en el once titular y ya llevamos cuatro.

Adelante no hay nada que decir porque Pabón, Funes Mori y Hurtado son inamovibles de un cuadro ideal del equipo Rayado. Con ello ya tenemos siete foráneos, por lo cual aún queda lugar para dos más que podrían ir a la banca o intercambiarse por alguno de los mexicanos ya mencionados.

Los restantes son: Urretaviscaya, Benítez, Albertengo, Pato Sánchez, Nico Sánchez y el arquero Carrizo, que se juegan dos posibilidades de entrar en la convocatoria de los 18 aspirantes a un partido oficial.

Es muy importante tener relevos ofensivos si el partido lo requiere, pero también contar con elementos para la labor defensiva, ya sea por circunstancia futbolística, por lesión e incluso expulsión.

Por ahora la carrera la van perdiendo Carrizo, por la posición de arquero y Benítez, porque no ha podido demostrar nada fuera de lo común cuando ha estado en el terreno. Aún así, no resulta fácil elegir de los restantes cuatro a sólo dos.

De los posibles suplentes mexicanos tenemos que mencionar a Molina y Velarde como los más destacados, ya que luego vienen buscando oportunidad Julio Cruz, Juan Portales y el arquero Edson Reséndez. Es evidente la distancia en calidad de unos con otros.

La bondad de una lista tan amplia es que te permite alternar planteles en la Copa sin demeritar tanto el rendimiento del equipo, pero en la Liga te pone en serios aprietos.

Por lo anterior, insisto en que Rayados tiene que depurar su lista de extranjeros y mejorar la calidad de dos o tres de los mexicanos para que aspiren a equilibrar fuerzas y para no sacrificar a futbolistas de buen nivel en la tribuna.

Por lo menos Mohamed tiene de donde elegir y eso estará bien mientras los sacrificados aguanten tribuna y no generen un ambiente negativo en el plantel.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD