¡Bien por Ellas!

Antonio Nelli
Antonio Nelli
Con Alma, Vida y Corazón

La primer temporada de la Liga Femenil en México ha resultado por demás positiva y espectacular. Esta idea que por fin tomó forma me parece que por mucho ha superado las expectativas de todos.

Los más creyentes en el proyecto quizá tenían un optimismo moderado y los escépticos no pudieron resistirse a la tentación de voltear a ver partido a partido el gran espectáculo que las jugadoras nos brindaron en todos los frentes.

Está por disputarse la gran final y eso quiere decir que aún nos puede sorprender esta maravillosa liga con algo más de su magia fundamentada en el gran entusiasmo y valor que las futbolistas pusieron en cada partido.

Algunos clubes destinaron más presupuesto que otros y quizá en el futuro cercano habrá más equipos que aporten recursos adicionales con la mejor intención de que esta liga siga tomando fuerza.

Como todo lo que inicia hay muchas cosas por mejorar y se tendrá que seguir desarrollando el talento ya que todas las futbolistas provienen del sector amateur y ahora irán entrando poco a poco a la exigencia del profesionalismo.

Pero insisto en que quizá ni la misma Liga pensó que esta modalidad iba a tomar tanta fuerza tan rápido, llevar tanta gente a los estadios y hacer que se prendieran tantas televisiones para ver los partidos finales.

Pachuca y Chivas llegan a la final dejando en el camino a dos equipos favoritos como lo eran Tigres y América lo cual le pone todavía más sabor al duelo y le dará un toque especial a la revancha deportiva para el próximo campeonato.

De pronto, sin avisar, el futbol femenil entró en el gusto de los aficionados que no sólo se quedaron después de los partidos del varonil para ver a las muchachas sino que se tomaron el tiempo para ir de manera exclusiva a ver partidos femeniles lo cual es mucho decir.

Creo que todos los involucrados en este proyecto se pueden sentir orgullosos del trabajo realizado y deben tener claro que bien vale la pena seguir invirtiendo en una Liga que inspirará a muchas niñas y jóvenes a dedicarse de lleno a este deporte.

El profesionalismo siempre es un sueño, una aspiración para quienes desean sobresalir en el futuro y hoy la Liga Femenil está cumpliendo cabalmente con la misión.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD