Ascenso y Descenso

Antonio Nelli
Antonio Nelli
Con Alma, Vida y Corazón

Gran polémica desató en la opinión pública futbolera el debate sobre la posibilidad de eliminar el descenso en la Liga MX. Sin duda el tema tiene varias vertientes desde las que puede ser analizado.

Desde el punto de vista estrictamente deportivo suena lógico defender el Ascenso/Descenso como una manera de motivar a los de arriba y a los de abajo para que aporten su mejor rendimiento.

Sin embargo, no podemos perder de vista que una Liga necesita estabilidad y sobre todo la mayor solidez económica posible entre sus afiliados, para que el futuro de los clubes no se encuentre al filo de la navaja año con año.

Hay franquicias con nulo respaldo económico, que no cuenta con un proyecto de negocio estable y que son una bomba de tiempo administrativamente hablando para la Liga que por consecuencia no permiten darle solidez ni planeación a futuro.

Lo mismo pasa con los equipos que aspiran al Ascenso sin tener condiciones de instalaciones y plantel medianamente razonables, para poder sobrevivir cuando logran el ansiado pase al máximo circuito.

Aunque por un lado tenemos como referencia las ligas europeas en las que se conserva el Ascenso/Descenso, también tenemos muy cerca los deportes norteamericanos que están enfocados en el espectáculo y en la solidez económica de sus asociados con un éxito innegable.

En el país vecino se establecen topes presupuestales y se distribuyen las oportunidades para contratar jugadores logrando el enfoque de incrementar la competencia y estableciendo el mayor equilibrio posible.

Quien pretenda taparse los ojos y dejar de entender que el futbol como industria tiene que buscar espectáculo y estabilidad, podrá vivir en una burbuja llena de irrealidad pero un deporte alrededor del que giran tantos millones de dólares no puede manejarse a la ligera.

Creo que lamentablemente será difícil conciliar intereses y lograr que todos los aspirantes al ascenso reúnan los requisitos mínimos para entrar a la gran carpa. Lo que se ha hecho hasta ahora de establecer requisitos y dejar abierta la posibilidad de que en algún torneo nadie suba me parece el punto medio más sano entre las dos posturas.

Seguirá el debate pero al final son las cuentas claras las que determinarán qué decisión debe tomarse y quizá dada la realidad económica de la mayoría de los equipos en la Liga de Ascenso cada vez veremos menos nuevos equipos de visita en la Liga MX.

Pregúntele a franquicias como Lobos, Puebla y Veracruz los apuros que están pasando para mantenerse artificialmente con vida. Ya no se pueden tener equipos auspiciados por gobiernos, universidades o valientes particulares. Hay que buscar proyectos de negocio sólidos respaldados por empresas que ofrezcan garantías de supervivencia a largo plazo.

Aunque le duela a los románticos del futbol creo que esa es la fría realidad.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD