Día 17: ‘Cobertura Super Bowl’

Alex Zenteno
Alex Zenteno. FOTO: Televisa Deportes
Bitácora de viaje

Domingo 4 de febrero de 2018

“La caída de los Pats”

Llegó el gran día, la razón de nuestro viaje, el día del Super Bowl LII. Salimos temprano del hotel rumbo al US Bank Stadium, estacionamos el carro a unas cuatro cuadras del estadio, pero que parecieron 10. La sensación térmica era de -27 grados y como todos ibamos listos para entrar al aire no nos pusimos nada que cubriera la cabeza; hubo un momento que sentí que se me caían las orejas.

Enlazamos para Más Deporte frente al barco vikingo, en una de las esquinas del estadio, junto con Iliana Jiménez. Fueron algunos minutos pero ella ya empezaba a congelarse, aún así aguantamos firmes.

Por primera vez en un Super Bowl vi dominio de una afición sobre otra; los fans de las Águilas estaban al dos por uno sobre los de Patriotas. Se veía y se escuchaba en el estadio.

El partido respondió a las expectativas, fue un juego épico y quedará entre los mejores de la historia. Una vez más los “underdogs” o desfavorecidos Eagles demostraron tener gran corazón para enfrentar, en este caso, a los todopoderosos Patriots, quienes ya se veían con su sexto trofeo Vince Lombardi.

Tom Brady estuvo a la altura de su legado, con más de 500 yardas y tres touchdowns, pero soltó un pase que se ha convertido en motivo de muchos memes. Del otro lado, Nick Foles nunca se achicó, nunca desde el momento en que tuvo que suplir a Carson Wentz, nunca incluso enfrentando al más grande todos los tiempos. Lanzó para 373 yardas y 3 touchdowns, tuvo una recepción para anotación, hasta en eso superó a Brady.

Las ofensivas explotaron en este juego y las defensivas hicieron lo que pudieron; la de las Águilas lo hizo en el momento oportuno, cuando el especialista en los regresos mágicos tenía el balón, provocaron el balón suelto que cambió el partido a su favor.

El manotazo de Brandon Graham y la recuperación del ovoide por parte del novato Derek Barnett fue la jugada decisiva.

Todavía en el último aliento del guerrero inmortal vino un “Ave María” que Gronkowski estuvo cerca de completar.

Cayó el telón, cayó el confeti y Philadelphia celebraba la conquista de su primer Super Bowl; los Eagles son campeones por primera vez desde 1960, cuando no existía siquiera el concepto Super Bowl. Sí, 58 años después Philadelphia lo hizo.

Estos “perros” le dan la mayor alegría a la ciudad que es cuna de la independencia de los Estados Unidos; una “Nueva Inglaterra” fue derrocada.

Hay muchas dudas sobre el imperio, se sigue hablando de la supuesta fractura entre Belichick y Brady. El QB jugó a su mejor nivel, pero ya tiene más de 40 años.

Rob Gronkowski sorprendió al decir que analizará su futuro, Amendola se vuelve agente libre, sus coordinadores ofensivo y defensivo, Josh McDaniels y Matt Patricia, dejarán al equipo para tomar puestos de head coach.

Los Acereros pueden seguir celebrando como los máximos ganadores de trofeos Vince Lombardi con 6, de momento.

También hay dudas de qué pasará con Nick Foles. Este equipo le fue prestado para la gloria, pero en realidad le pertenece a Carson Wentz; estoy seguro de que Foles puede ser titular en la NFL, saería justo para el Jugador Más Valioso del Super Bowl.

De Justin Timberlake no opinaré. Eso se los dejo a ustedes.

Minnesota es una palabra compuesta del idioma dakota de los nativos americanos. “Minne” significa agua; “sota” significa nebuloso, enturbiado. Por algo Minnesota es conocida como la “Tierra de los 10 mil lagos. ¡Gracias Minnesota!

Y gracias a ustedes por haberme acompañado en esta nueva aventura. Gracias a los que me leyeron durante estos 17 días, seguramente hubo cosas que me faltó contar, pero ya habrá más oportunidad. Es momento de regresar a casa, hoy solo quiero abrazar a las personas que más amo.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD