Día 14: ‘La botella de agua y el Gronk’

Alex Zenteno
Alex Zenteno. FOTO: Televisa Deportes
Bitácora de viaje

Cumplimos dos semanas en los Estados Unidos para esta cobertura. El sol brillaba a las 11:00 a.m. pero la temperatura era de -23 con sensación térmica de -29 grados centígrados. No puedo explicar la sensación porque fueron no más de diez segundos los que estuve en la calle, de la entrada del hotel al auto. Ahí me encontré con una botellita de agua que dejé la noche anterior hecha hielo.

Nos dirigimos al Mall of America para hacer nuestros enlaces y avances. La cantidad de elementos de seguridad se incrementa conforme se acerca el Super Bowl. Por todos lados hay policías y algunos de ellos se pasean con los perros policía entre toda la gente que estamos en el centro comercial, que como ya les conté, es la sede principal de trabajo en este Súper Tazón.

En el enlace de Contacto Deportivo de UTDN y en 360 de TDN presenté una breve entrevista con James White, el corredor de los Pats que anotó tres veces en el Super Bowl anterior ante Atlanta, y que en esta postemporada anotó dos veces contra Tennessee y una vez ante Jacksonville. Seis touchdowns en un periodo de tres partidos de Playoffs, se quedó a uno de empatar el récord de Larry Fitzgerald y Emmitt Smith con 7 anotaciones en un lapso de tres partidos de Playoffs.

Pero la nota fue que finalmente apareció Rob Gronkowski, el ala cerrada de los Pats que estuvo desde la final de la conferencia americana en el famoso “protocolo de conmoción”, tras el golpe que le propinó Barry Church. Hoy lo liberaron y tuvo práctica completa, además de atender a los medios de comunicación. La expectativa era tal que ni siquiera Tom Brady tenía tantas cámaras y reporteros sobre él en esta ocasión porque la mayoría estábamos con el “Gronk”. Entre otras cosas dijo que el golpe que le dio Church es “parte del juego” y no le reclama nada.

Después de eso tuve la oportunidad de platicar en vivo en el Programa Yarda 1 de TDN con cinco jugadores de los Patriotas: Brandon Bolden, Joe Thuney (otra vez en español), James Harrison, Malcolm Butler y Stephon Gilmore. Bueno, en realidad lo de Harrison no fue una plática porque todas sus respuestas a mis preguntas fueron monosilábicas. Todo mundo sabe que a Harrison no le gusta hablar con los medios y se notó, pero el intento lo hice.

Tanto Harrison como Butler han hecho dos de las jugadas más recordadas en la historia de los Super Bowls y ambas fueron intercepciones. La de Harrison fue en el Super Bowl XLIII, cuando Pittsburgh derrotó a Arizona. El linebacker le interceptó el balón a Kurt Warner antes de finalizar la primera mitad y se lo regresó 100 yardas hasta la anotación. La de Malcolm Butler fue en el Super Bowl XLIX, cuando expiraba el reloj y Seattle estaba a punto de anotar, Butler se cruzó en una jugada de pase y evitó la derrota de los Pats.

Así concluyó el contacto con jugadores y coaches previo al Super Bowl. Antes de salir del Mall of America, nos cruzamos con el dueño de los Patriotas, el Sr. Robert Kraft, quien se dio tiempo para sacarse fotografías con la gente que se acercaba.

En el momento que termino de escribir estas líneas, con la calefacción de la habitación se descongeló el agua de la botellita y ya la pude beber.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD