El Juego de la Vida

Alex Zenteno
Alex Zenteno
A punto de anotar

Me desperté con la pésima noticia de que uno de mis entrenadores de la infancia falleció. Fernando Varela Santana, jugador de Águilas Reales, seleccionado Puma, hermano mayor de mis también coaches Víctor y Alberto. Desde Houston los acompaño en su dolor. Gran familia de jugadores de futbol americano, grandes personas. Siempre recordaremos con cariño al coach Fer.

No sé con exactitud la edad que tenía Fernando Varela, pero estaba en los 50´s. Dios ha llamado al coach Fer muy joven. Hoy tendrá un asiento especial para seguir disfrutando del futbol americano.

La noticia, la menos para quien lo conocimos, contrasta con el ambiente festivo del Super Bowl LI. Recuerdo las palabras del coach José Juan Sánchez Arias cuando fui por primera vez seleccionado puma y pasé la brutal novatada: “Si creen que eso les duele, eso no es nada. El verdadero dolor lo sentirán cuando pierdan a un ser querido”. En efecto, el dolor físico no se compara con el dolor del alma cuando se pierde a un ser amado. Tarde o temprano todos pasamos o pasaremos por eso y hay que estar preparados.

En el futbol americano nos enseñan que si te duele no debes demostrarlo. Te tienes que levantar y estar listo para la siguiente jugada. Por más duro que haya sido el golpe tienes que estar listo para dar lo mejor de ti en lo que venga. El futbol americano te forma carácter para la vida. Es simple: te caes, te levantas; te duele, no importa y sigues. Sé que la familia Varela se va a levantar y sus miembros van a seguir anotando muchos touchdowns, porque así es este Juego de la Vida, en el que nunca, NUNCA te das por vencido.

Y como cantaba Freddie Mercury, “Show Must Go On”, el show debe continuar. Salimos para hacer nuestro enlace a Súper Estadio, el último dentro de esta cobertura, agradezco por el gran paréntesis (como ellos mismos lo llamaban) que dieron al futbol todos estos días.

Para la transmisión de Televisa Deportes del Super Bowl LI habrá una invitada de lujo: la cámara phantom. Por primera vez la NFL dejará que Televisa tenga este portento de tecnología en el campo para un Super Bowl. Y nosotros este viernes hicimos que esta cámara se pusiera a trabajar. Todo el equipo de Televisa jugamos un “tochito” en el estacionamiento donde se ubican las unidades móviles de todas las televisoras.

Como decía Enrique Burak, no necesitábamos la phantom para vernos lentos, jeje. He de reconocer que en el calentamiento Luis Alberto Martínez me lanzó dos pases perfectos y se me cayeron. Era cuestión de calentar y recordar lo que por muchos años hice y que hace muchos años no hago. Así, de repente me tocó cubrir a Memo Schutz, Toño de Valdés era el QB. Primer pase a Memo completo (me ganó por la estatura). Segundo pase y Alejandro Zenteno intercepta en un error de comunicación entre Toño y Memo, jajaja, la celebré como si hubiera sido Malcolm Butler en el Super Bowl XLIX.

Ya entrados en el tochito jugamos cuatro contra cuatro. Enrique Burak, el productor Ángel México, Memo Schutz y Raúl Caro el ruso contra Toño de Valdés, Pepe Segarra, Luis Alberto Martínez y un servidor. Nos anotan y se ponen 1-0. Toño como QB (espero que este fin de semana se pueda mover), me lanza pase corto, completo, dejo uno, dos, tres sembrados (aún conservo algo de habilidad para recortar). Dos jugadas después, Toño me lanza pase largo, completo, touchdown. Empatamos. Así quedó nuestro mini tochito. ¡Qué padre es hacer lo que más te gusta!

La vida es eso, buscar hacer lo que te apasiona, vivir feliz con lo que tienes y haces. Soy un agradecido de la vida por lo que tengo, por lo que hago, por lo que hice, por lo que haré. Siempre soñé jugar futbol americano. Lo hice durante 17 años de mi vida. Siempre soñé ser comentarista deportivo (gran parte de la culpa la tienen Toño, Enrique y Pepe cuando los veía de más chavo) y lo he conseguido. Siempre soñé con asistir a un Super Bowl y aquí estoy, en mi décimo primero.

Este es el juego de la vida: trazarse metas, conseguirlas, disfrutar cada momento. Una jugada en el futbol americano tiene un objetivo: conseguir un primero y diez, conseguir un touchdown, detener al rival. Y tienes que hacerlo jugada a jugada. Sin duda en mi vida he conseguido muchos primeros y dieces, también me han detenido atrás de la línea, también me han golpeado fuerte, también me ha dolido, también he perdido; pero he sabido levantarme, he anotado muchos touchdowns, he ganado muchos partidos, siempre con respeto al rival, con respeto a mis compañeros, con respeto a mis coaches (padres, maestros, entrenadores, jefes).

Este es el Juego de la Vida. Hay que vivirlo, hay que ganarlo, porque, a diferencia de un juego de futbol americano, éste no sabes en qué momento se termina.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD