El porqué de las cosas: Los Raiders y ‘The Autumm Wind’