NFL modifica protocolos por conmoción

Tom Savage
Tom Savage. FOTO: AP
A raíz de la conmoción cerebral del quarterback Tom Savage, la NFL toma cartas en el asunto y endurece las reglas de protección al jugador

La NFL y el sindicato de jugadores anunciaron el viernes varios cambios al protocolo para casos de conmoción cerebral en los partidos ante el horrible incidente en el que el quarterback de los Texans, Tom Savage, fue autorizado a regresar a la acción aun cuando había quedado tendido con temblores en los brazos después de que lo taclearan.

Las modificaciones incluyen la adición de un experto que esté alerta en los partidos desde un lugar central y tenga la autoridad de avisar a los equipos médicos en la cancha para que examinen la situación. Y si un jugador muestra señales de convulsiones o tiene una reacción similar, como Savage, será retirado del partido y no se le permitirá regresar al encuentro.

La NFL ha llamado cada vez más la atención en cuanto a las medidas que adopte para la seguridad de los jugadores que hayan sufrido alguna lesión en la cabeza. Un arreglo extrajudicial por 1.000 millones de dólares dio inicio a principios de 2017 para zanjar los reclamos relacionados con conmociones cerebrales correspondientes a más de 20.000 exjugadores. En las miles de demandas se acusa a la NFL de ocultar lo que sabía sobre los peligros de sufrir conmociones cerebrales en forma repetida.

Debido a la irritación derivada de lo sucedido con Savage, la NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL revisaron en forma conjunta el protocolo para casos de conmoción cerebral. El quarterback resultó lesionado después de que lo derribara Elvis Dumervill en el segundo cuarto del partido en el que Houston cayó 26-16 ante San Francisco, el 10 de diciembre.

En la imagen de video se ve a Savage aturdido y sube sus brazos que le tiemblan después de que su cabeza con casco golpeara el suelo. El jugador fue llevado a un puesto médico, donde permaneció más de tres minutos, luego se dirigió hacia la banca y regresó a la acción.

De nuevo en la cancha, Savage lanzó dos pases incompletos en la misma ofensiva y el médico del equipo de Houston se dirigió a él a un lado de la cancha al término de esa posesión. El quarterback recibe una nueva evaluación y lo llevan al vestidor después de determinarse que había sufrido una conmoción cerebral.

La NFL dijo que los Texans no serán multados por lo sucedido. Tras la investigación se determinó que el personal médico observó el protocolo pero el regreso del jugador a la cancha era “inaceptable”. El personal médico no vio el video en imagen lenta en el que se ve la “postura de esgrima” de Savage, indicativa de una conmoción cerebral, hasta después de la evaluación inicial, según la investigación.

El equipo médico de los Texans identificó después los síntomas del jugador que no se habían presentado en la primera evaluación.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD