Garrett no ve la suya

El único Big Ben que Myles Garrett verá esta temporada es Roethlisberger.

El defensive end novato de Cleveland, quien ha lucido siempre que ha estado saludable, no viajará con el equipo a Londres debido a una conmoción y se ausentará del encuentro del domingo contra los Vikings de Minnesota.

Garrett, la primera selección global en el draft de este año, ya se ha perdido cuatro partidos debido a una lesión en el tobillo derecho, y ahora se ausentará de nueva cuenta.

El coach Hue Jackson y el resto del equipo esperaban que Garrett se encontrara lo suficientemente bien para realizar el viaje, pero no tomó el avión junto al resto de sus compañeros para su primer juego de temporada regular en el extranjero.

“Myles es un gran jugador”, dijo el linebacker Christian Kirksey. “La manera en que ataca desde el extremo le da una chispa a la defensiva, es el tipo que puede tener un impacto inmediato. Es algo que, sin duda, extrañaremos”.

Garrett ingresó el martes al protocolo de conmociones después de que llegó a las instalaciones del equipo acusando malestares. El jugador de 21 años de edad registró una captura el domingo y no presentó síntomas sino hasta dos días después.

Garrett registró una captura en su primera jugada de la temporada y acumula cuatro derribos en apenas tres partidos. Su tiempo de juego ha ido en aumento cada semana y parecía recuperar la forma hasta que sufrió la lesión en la cabeza. Tendrá otra semana para recuperarse ya que los Browns tendrán su semana de descanso después del juego en Londres.