Ezekiel Elliott estará ante Redskins

El running back Ezekiel Elliott, de los Dallas Cowboys, podrá sostener al menos un partido más antes que una jueza federal emita otro fallo respecto a la suspensión de seis juegos que le impusiera la NFL por acusaciones de violencia doméstica.

La jueza federal de distrito Katherine Polk Failla rechazó el lunes la petición de la liga para realizar una audiencia expedita sobre un interdicto preliminar. La jueza fijó la audiencia para el 30 de octubre, un día después de la visita de los Cowboys a Washington.

Sigue de cerca toda la actividad de la NFL.

Una orden de restricción otorgada la semana pasada permitió a Elliott jugar en la victoria del domingo por 40-10 en San Francisco. El líder por ataque terrestre de la NFL del año paso registró 219 yardas totales, la mayor cantidad en su carrera, entre ellas 147 yardas por tierra que representan su máxima cifra de la temporada.

Elliott, de 22 años, fue suspendido en agosto por el comisionado Roger Goodell después que la liga concluyó, luego de una investigación de todo un año, que el jugador tuvo varios enfrentamientos físicos en el verano de 2016 con Tiffany Thompson, quien era su novia en ese entonces. La fiscalía de Ohio optó por no presentar cargos, argumentando evidencia contradictoria.