Dulce triunfo de Alabama en el Sugar Bowl

El juego decisivo entre Alabama y Clemson estuvo lejos del espectáculo de sus dos enfrentamientos previos. Menos para la defensa de Crimson Tide, que lo recordará como un buen partido.

En un choque donde casi cada yarda fue una lucha, los defensores de Alabama tomaron las riendas el lunes anotando un par de touchdowns con solo 13 segundos de diferencia en el tercer cuarto para convertir su acción ofensiva en una aplastante victoria por 24-6 sobre Clemson, actual campeón nacional, en el Sugar Bowl.

El choque supuso un claro contraste con respecto a sus dos últimos enfrentamientos — dos duelos con elevadas puntuaciones y con el título nacional en juego — y con el juego del Rose Bowl que lo precedió. Georgia aplastó a Oklahoma 54-48 antes el lunes en un emocionante partido con dos tiempos extra que no se decidió hasta que Alabama disfrutó de su segunda posesión en el Big Easy.

Pero el juego que cerró la noche no tuvo tanto dramatismo. Con Deshaun Watson en la NFL, Clemson (12-2), que era el mejor clasificado, no supo responder al último planteamiento defensivo de Nick Saban. La victoria de Crimson Tide convertirá la lucha por el título nacional en un duelo de la Conferencia Sureste en el que Saban se medirá a su antiguo coordinador defensivo, el entrenador de Georgia, Kirby Smart.

Clemson tuvo suerte de ir perdiendo solo 10-3 en el descanso ante Tide (12-1), cuarto clasificado, y recortó distancias con un gol de campo tras una pérdida de balón de Jalen Hurts en la primera jugada de la segunda mitad.

Pero cualquier esperanza de remontada se desvaneció una vez terminado el tercer cuarto. Da’Ron Payne corrió para 21 yardas, mostrando incluso un impresionante movimiento de campo abierto que le permitió esquivar un intento de tackle de Travis Etienne, y lanzó una falta personal de 15 yardas luego de que Tremayne Anchrum lo derribó.

Payne regresó al césped, recibió cerca del poste derecho y lanzó un pase de touchdown. Pero Clemson quedó totalmente desmoralizado en su siguiente jugada ofensiva. Un pase de Bryant se desvió de las manos de Deon Cain y fue interceptado por el linebacker Mack Wilson, que lo devolvió 18 yardas para otro touchdown.