Vinatieri aspira a marca en la NFL

Adam Vinatieri creció en un pequeño pueblo de Dakota del Sur, con la esperanza de tener una oportunidad de jugar en la NFL.

Nunca soñó que su carrera fuera tan larga ni que incluyera tantos logros, o que le permitiría seguir sumando capítulos a su legado mucho después de rebasar los 40 años de edad.

Parecía tan inconcebible en ese momento, como lo parece hoy en día. Sin embargo, ahora que está en la octava semana de su temporada 22 en la NFL, el jugador con más tiempo en la liga y el último vestigio de la NFL Europa está demasiado ocupado tachando su lista de pendientes como para contemplar el retiro.

“Ya no me impongo límites”, dijo Vinatieri cuando se le preguntó si jugaría la próxima temporada. “Me siento bien, así que ojalá pueda jugar el año entrante, y si me siento bien el próximo año, ya veremos”.

Aunque Indianapolis Cots (2-5) han sufrido esta temporada, su pateador de 44 años de edad continua luciendo.

A pesar de que Vinatieri ha fallado dos puntos extra mientras se acostumbra a un nuevo centro largo y a un nuevo sujetador, ha concretado 12 de 13 intentos de gol de campo, acumula 45 puntos y está en camino a lograr su campaña 20 de 100 puntos, algo sin precedentes, pese a no contar con Andrew Luck.

El ex pateador de despeje Pat McAfee a menudo explicaba que la clave del éxito de Vinatieri era su pasión por la preparación, un concepto que ha ido afinando desde que ingresó por primera vez a la liga en 1996.

Pero mantener registro de en dónde encaja Vinatieri en la lista de los grandes pateadores de todos los tiempos se ha convertido en una tarea de tiempo completo.

Esta semana, su enfoque se centra en Gary Anderson, segundo en la lista de puntos de todos los tiempos con 2.434. Vinatieri necesita 12 puntos para rebasarlo y 23 para colocarse a doble dígito del líder histórico, Morten Andersen (2.544).

La próxima oportunidad para Vinatieri será el domingo en Cincinnati (2-4) y no puede esperar, después de no participar en la derrota de 27-0 de la semana pasada ante Jacksonville.

“Sería grandioso”, reconoció. “Al principio del año sabía que con una buena temporada, podría rebasar a uno, y si tengo otro buen año, puedo alcanzar al segundo”.