El porqué de las cosas: 76ers de Philadelphia