Magos, magia y cohetes en el Top 10 de la NBA