¡Chivas h12tóricas!

Chivas, Campeón del Clausura 2017
Chivas, Campeón del Clausura 2017. FOTO: Mexsport
Chivas de Guadalajara vencen 2-1 (4-3 global) a Tigres en la Gran Final del Torneo Clausura 2017; llegan a 12 títulos y firman doblete con Copa MX

10 de diciembre de 2006, 11 años o 136 meses o 4 mil 138 días, como quiera verse, un tiempo que parecía eterno, pero el sueño se repitió, esta vez en el Estadio Chivas. El Rebaño encontró la tierra prometida, con pastor que cambió las Pampas por el gran valle de Atemajac. Sí, el Club Deportivo Guadalajara es Campeón del Torneo Clausura 2017.

Chivas venció este domingo por 2-1 (4-3 global) a Tigres de la UANL en la Gran Final del futbol mexicano; ¿no es suficiente? El Rebaño rompió su sequía de más de 10 años sin un título de Liga; ¿aún se está insatisfecho? Los tapatíos firmaron doblete en el futbol mexicano después de que hace semanas, también, se adjudicaran la Copa MX, algo que nadie había logrado desde que el Necaxa se impusiera en la Liga y en la Copa en la temporada 1995-1996.

Alan Pulido, el hombre que trae recuerdos sutiles, estéticos, suculentos en la afición de Tigres, es probablemente ahora alguien que evoca los deseos más perversos de los felinos, sus más grandes debilidades y probablemente sus mayores rencores. Pulido volvió a marcarle a su ex equipo, una vez más el primer gol del encuentro, tal y como ocurrió en la fatídica ida celebrada en el Estadio Universitario.

Oswaldo Alanís tuvo un lapsus de éxtasis y lucidez que en muchas ocasiones no es común incluso en cualquier central del planeta: un balón proyectado para Alan Pulido quien, con poco ángulo pero con una decisión brutal, sacó una volea tibia en fuerza pero acalorada en colocación, imposible esta vez para Nahuel Guzmán para abrir el marcador a los 17′.

En el segundo tiempo, con unos Tigres volcados y un Guadalajara inteligente y precavido (no temeroso), apareció un zurdazo de José Juan Vázquez con la fuerza suficiente para hacer una nueva barranca de Huentitán: tan poderosa que ni el brazo de un recién ingresado Francisco Meza ni el palo derecho de Guzmán impidieron que el balón entrara en la meta. Corrían los 70′.

Especial: ¡Chivas levanta la 12!

Imposible que una Final esté exenta de su dosis de drama y Tigres la aportó… aunque demasiado tarde. Con la desesperación que cubría y opacaba el uniforme amarillo de los felinos, Ismael Sosa, quizás en una rabieta, dobló el cuerpo y giró 180 grados, no sin antes abrirse espacio afuera del área y sacó el envío más efectivo de los neoleoneses en Zapopan a los 88′ para acortar distancias.

La resolución por el título del Clausura no pudo ser mejor; los dirigidos por Matías Almeyda lo anticiparon en la ida, en San Nicolás de los Garza, solamente habría una manera de ganarle al que a priori era el equipo más poderoso de todo el circuito: a su manera. Cerrando espacios, jugando in extremis (Jesús Sánchez, Edwin Hernández y Carlos Salcido cortaron dentro del área balones que llevaban como destinatario a André Pierre Gignac e Ismael Sosa). Pero más importante aún: definir exactamente todas las oportunidades generadas ante un poderoso como Tigres: no fallar absolutamente ninguna chance.

Revisa la ficha del partido AQUÍ. 

Los dirigidos por Ricardo Ferretti tampoco tenían que cambiar su estilo. Con el talento de su lado, bastaría con el más mínimo error rojiblanco para que su ataque hiciera lo que sabe hacer mejor. El gran problema norteño fue que el error era prácticamente un mito, una leyenda mal contada y cuando la capacidad individual de los jugadores felinos vencía, la mala fortuna o la falta de acierto sepultaría a los neoleoneses, como cuando a los 64′, André Pierre Gignac, sí, el mismísimo “Bomboro”, héroe de la ida, dejó ir una oportunidad inmejorable para empatar el encuentro 1-1 al poner el balón en la tribuna prácticamente de frente a meta.

Tigres lo intentó, pero a veces es complicado derribar un castillo de cemento y con buenos cimientos por más que se sea un huracán. El árbitro Luis Enrique Santander dio también la nota ya sobre la compensación al no marcar una acción dentro del área sobre Ismael Sosa en la acción más polémica del encuentro (la otra, un choque de Rodolfo Cota sobre Jürgen Damm en la primera parte).

Y la 12 llegó. Chivas se coronó en su casa por primera vez desde 1997. Un doblete que perdurará por siempre en la memoria de jugadores, cuerpo técnico, directiva y aficionados de uno de los equipos más populares del futbol mexicano, un grande ha regresado en el Torneo Clausura 2017, y con un 12 histórico.