¡De pena(l) ajena!

Morelia vs León, Jornada 14 Apertura 2017.
Morelia vs León, Jornada 14 Apertura 2017. FOTO: Mexsport
Con dos penales fallados, uno por bando, Morelia y León abren la jornada 14 del Apertura 2017 con empate sin goles en la cancha del Morelos

Goles son amores, se dice en el argot futbolístico, un dicho que se podría contestar con otro: el de las “apariencias engañan”, dos enseñanzas de vida resumidas en el partido que inaugura la Jornada 14 del Torneo Apertura 2017.

Morelia y León empataron 0-0, pero el marcador se torna frío para describir lo que realmente pasó en la cancha del Estadio Morelos. Monarcas y Esmeraldas brindaron un buen espectáculo, manchado no tanto por la ausencia de goles, sino por las fallas desde los once pasos: ambas escuadras desperdiciaron penales.

No importa que la pelota solo estuviera en el círculo central en el inicio de los dos tiempos, no importa que los aficionados de la antigua Valladolid no hayan exclamado el grito más deseado del futbol cuando se tiene un juego atractivo, disputado, con argumentos sólidos, con Luis Montes marcando recorridos como lo hacía hace 4 años, o Rodrigo Millar que aparecía en las dos áreas con una labor de soldado; pero tampoco nada de esto es relevante para la memoria si en una misma noche, dos penales no entraron a las redes.

Apenas a los 3′, el árbitro José Alfredo Peñaloza silbaba un penal muy discutido. Raúl Ruidíaz se presentaba para pegarle al esférico ante un Morelos expectante… y después desilusionante. El peruano estrelló la pelota en la base del poste para perder su oportunidad.

Revisa la ficha del partido AQUÍ. 

León fue incapaz de aprovechar el momento anímico, más aún, respondió con un error similar. Mauro Boselli tomó la pelota para colocarla en el manchón penal a los 61′, emprendió carrera y sacó un envío bien colocado, pero sin la determinación suficiente para vencer a Sebastían Sosa, uno de los héroes de la noche. La portería fue la misma, esa meta norte de la antigua Valladolid que se tornó “maldita”.

Los dirigidos por Gustavo Díaz, sabedores de la importancia del encuentro (rival inmediato en la tabla de la Liga MX) volvieron a desplegar un juego agradable tras el fiasco a mitad de semana en Ciudad Universitaria. Sebastián Sosa intervino, sobre todo en la segunda parte, para evitar la caída de los michoacanos, sobre todo a los 47′ en una jugada a balón parado de Cornejo y, a los 66′, cuando le quitó un gol cantado a Elías Hernández y su tiro cruzado.

Morelia también puso a prueba a William Yarbrough, un poco más en la primera mitad, incluso con centros peligrosos que buscaban a Lezcano. Andy Polo corrió hasta lo que no se puede decir en busca de desestabilizar a la “Fiera” hasta abandonar el encuentro para ceder su lugar a Vilchis, quien puso equilibrio en momentos de apremio para Monarcas.

Ambas escuadras llegan a 23 puntos para prolongar su lucha por la anhelada Liguilla, un 0-0 que fue atractivo para la vista, atípico, aunque pésimo para la memoria de aquello que quieren olvidar lo que no pudo ser desde los once pasos; de pena ajena.