Previo. Jornada no apta para cardíacos

Lionel Messi, Selección Argentina.
Lionel Messi, Selección Argentina. FOTO: AP
Con solo un equipo clasificado directamente a Rusia 2018 (Brasil), este martes se juega la última jornada de la eliminatoria en Conmebol en la que Argentina está en alto riesgo de quedarse al margen de la Copa del Mundo

Calculadoras en mano, transmisiones simultáneas y pastillas para los nervios. Así se vivirá en Sudamérica la última fecha de las eliminatorias para la Copa del Mundo de Rusia 2018, un maratón que comenzó hace dos años y que culmina con seis equipos en pugna por tres boletos y medio, entre ellos la Argentina de Lionel Messi que por ahora no está invitada a la justa mundialista.

Después de 17 de las 18 fechas, Brasil (38 puntos) es el único clasificado de la región y sigue invicto desde que el técnico Tite tomó las riendas el año pasado.

Uruguay (28) ocupa el segundo puesto y tiene el billete prácticamente en el bolsillo.

Chile (26) y Colombia (26) redondean el pelotón de los cuatro primeros que al momento accedería directamente al Mundial.

Perú (25) se instaló en el quinto lugar, que disputaría en noviembre un repechaje contra Nueva Zelanda, con mejor saldo de goles anotados que Argentina (25) y con un punto más que Paraguay (24).

Ecuador (20), Bolivia (14) y Venezuela (9) ya no tienen oportunidad alguna.

Para evitar sospechas de confabulación, los cinco partidos del martes se jugarán a la misma hora (18:30 tiempo del centro de México)

Ecuador vs Argentina, Brasil vs Chile, Perú vs Colombia, Paraguay vs Venezuela y Uruguay vs Bolivia.

Un vistazo al panorama de las selecciones que siguen con vida.

ARGENTINA

La FIFA, los organizadores rusos, las cadenas de televisión y la mayoría de los aficionados al futbol prenden velas para que el Mundial no se quede sin el mejor jugador de esta generación. La presencia de Lionel Messi garantiza audiencia y espectáculo, y por ahora la selección de Argentina estaría perdiéndose el campeonato por primera vez desde 1970.

La Albiceleste hila cuatro partidos sin ganar (una derrota y tres empates) en los que suma apenas un gol. El técnico Jorge Sampaoli ha probado de todo en la delantera, desde excluir de la convocatoria a Gonzalo Higuaín, meter a Paulo Dybala y Mauro Icardi, y, en la igualada 0-0 del jueves contra Perú, acompañar a Messi con Darío Benedetto y Alejandro Gómez.

Nada ha funcionado hasta ahora para enderezar a un plantel cada vez más presionado por la posibilidad de ausentarse del Mundial, una situación casi impensable para la actual subcampeona del mundo, y para un país donde el futbol es la religión oficial. La altura de Quito, a 2 mil 850 metros sobre el nivel del mar, será un factor de peso para una selección que no gana allí desde 2001.

La buena noticia para Argentina es que la clasificación depende de sí misma: una victoria en Ecuador le garantiza al menos el puesto de repechaje, y podría incluso darle el boleto directo si se combinan otros resultados. Un empate complica el panorama, ya que dependería de que Colombia le gane a Perú y que Paraguay no le gane a Venezuela, o que Chile pierda en Brasil por al menos dos goles. Un revés le dejaría una pequeña ventana abierta, solo al repechaje, pero en ese caso necesitaría que Paraguay no le gane a Venezuela y que Perú pierda con Colombia por un margen mayor a la derrota argentina.

CHILE

Los bicampeones de América treparon del sexto al tercer puesto con su victoria por 2-1 sobre Ecuador en la fecha anterior, aunque su situación no es tan cómoda como parece por tener que visitar el feudo de Neymar y compañía.

Para colmo, Chile no contará con el cacique de su mediocampo, Arturo Vidal, quien está suspendido por acumulación de tarjetas, ni con el lesionado Charles Aránguiz, otra pieza clave en ese sector de la cancha.

Una victoria chilena le asegura la participación en su tercer Mundial consecutivo, una tarea nada fácil para un equipo que ha perdido todos sus partidos en Brasil por las eliminatorias. Un empate también lo clasifica si empatan Perú-Colombia, o si no gana Argentina en Ecuador, mientras que un empate lo manda al repechaje si gana Argentina y hay un ganador de Perú-Colombia.

La Roja puede aspirar a la clasificación directa o el repechaje incluso con un revés, aunque en ese caso requiere de más combinaciones.

COLOMBIA

Un triunfo coloca al equipo de José Pekerman en Rusia, sin importar los otros partidos. Un empate también alcanza, si gana Argentina en Ecuador, o si pierde Chile en Perú. Tiene chances del repechaje con una derrota y numerosas combinaciones de resultados.

URUGUAY

Tiene asegurado al menos el repechaje, aunque en realidad ya puede ir reservando su hotel en Rusia: la única manera de que caiga al quinto puesto es si pierde ante Bolivia, ganan Chile, Colombia y Argentina, y, además, Argentina remonta la ventaja de nueve goles que le lleva Uruguay en la tabla. Un escenario prácticamente imposible.

PERÚ

Se clasificará a su primer Mundial desde 1982 con un triunfo ante Colombia, a menos que también ganen Chile y Argentina, y que la Albiceleste lo haga por un margen de goles mayor al peruano. En ese caso, Perú disputaría el repechaje. El empate lo mantiene en el repechaje, siempre y cuando Argentina no le gane a Ecuador y Paraguay no le gane a Venezuela. Una derrota lo mantiene en el repechaje si Argentina pierde y Paraguay pierde o empata.

PARAGUAY

Los paraguayos están obligados a vencer a Venezuela, e incluso eso no les asegura la clasificación ni el repechaje. Cualquier otro resultado en Asunción los elimina.