¡Tetracampeonato a la vista!

Barcelona
FOTO: AP
Barcelona vence 2-0 al Valencia y avanza a su quinta final consecutiva de Copa del Rey; buscará su cuarto título consecutivo y el 30 de su historia

El Barcelona es el Rey de Copas, así de fácil. Porque alcanzó su quinta final consecutiva para buscar su cuarta corona al hilo. Porque serán ocho partidos por el título en los últimos 10 años, lapso en el que aspira a su sexto éxito. Porque tratará de alcanzar su cetro 30 en la historia y porque jugará su final número 40, ni más ni menos.

En Mestalla tiró de galones para imponerse con un 2-0 contudente al Valencia, con goles de Philippe Coutinho (49′) e Iván Rakitic (82′).

El brasileño se estrenó como goleador para encarrilar la eliminatoria, de la que tomaron ventaja de 1-0 en el juego de ida. Con el tanto de Coutinho en Mestalla, el equipo Che estaba obligado a anotar tres goles.

Pero no consiguió siquiera uno para que la eliminatoria estuviera viva.

Corría el minuto 49 cuando el exLiverpool se lanzó al suelo para conectar el excelente servicio pasado de Luis Suárez. A partir de ahí las ganas que mostró el Valencia, aunque algo contenidas por el respeto a la calidad del rival, se apagaron.

Resultaba una labor titánica tratar de dar vuelta a la eliminatoria. Así que el resto del tiempo transcurrió con el balón en medio campo y la única clara de los Naranjeros fue conjurada con una increíble parada a boca de jarro de Jasper Cillessen; en el 73′ el portero holandés manoteó por puro reflejo ante el disparo de José Luis Gayá en el área chica y se encontró con el esférico.

Y la sentencia llegó en el 82′ con el tanto de Rakitic; el croata fusiló a Jaume Domenech luego de un robo de Suárez a Gabriel Paulista.

Luego Barcelona continuó con su juego a medio gas, que finalmente le alcanzó para confirmarse como el Rey del futbol español.

Su apuesta en la actual temporada por ganar todo sigue en pie. La Liga la tiene en la mano (con nueve puntos de ventaja sobre Atlético de Madrid), está a un partido de ser tetracampeón de la Copa del Rey y en la Champions luce a priori favorito para la eliminatoria de octavos ante Chelsea.