Ventaja para EEUU en Presidents Cup

Por sexta vez consecutiva, Estados Unidos ganó el jueves la primera jornada de la Presidents Cup de golf, un certamen que no ha perdido desde hace dos décadas, en una jornada en que el venezolano Jhonattan Vegas y el argentino Emiliano Grillo figuraron entre las duplas derrotadas del equipo internacional.

Luego que los locales Rickie Fowler y Justin Thomas doblegaron al japonés Hideki Matsuyama y al sudafricano Charl Schwartzel, Vegas formó pareja con el australiano Adam Scott. Ambos dieron pelea en una pulseada que llegó hasta el hoyo 18 para dirimirse.

Pero los estadounidenses se llevaron por menos uno el encuentro y el punto en esta primera ronda, que se disputó en la modalidad de foursomes _partidos entre duplas con golpes alternados.

“Fue duro porque jugamos con una de las parejas más consistentes del equipo de Estados Unidos”, comentó Vegas. “Tuvimos un buen comienzo, tuvimos oportunidades que fueron buenas. Sabía que con Adam haría muy buen equipo y quizás yo no estuve tan bien al final, especialmente para los tiros de salida”.

Habrá posibilidad de reivindicación para el venezolano este viernes, cuando jugará otra vez al lado de Scott, frente a Brooks Koepka y Dustin Johnson, pero en el formato de four ball o mejor tiro.

En el tercer partido, Grillo y el surcoreano Si Woo Kim cayeron por 5 y 4 ante Jordan Spieth y Patrick Reed, quienes nunca estuvieron en desventaja.

“Metieron cuando tenían que meter y se llevaron el partido”, afirmó Grillo, debutante en este torneo, quien lamentó las oportunidades perdidas durante el duelo y quien no tendrá actividad el viernes.

Los sudafricanos Louis Oosthizen y Branden Grace dieron al equipo internacional su único triunfo en la jornada, sobre Koepka y Daniel Berger. El empate se registró entre la dupla local de Kevin Kisner y Phil Mickelson, ante los australianos Jason Day y Marc Leishman, para dejar el marcador de la jornada en 3 ½ contra 1 ½, en favor de Estados Unidos.

Por primera vez, tres expresidentes del país asistieron a una ronda del certamen cuyo nombre honra a los mandatarios. Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton posaron con jugadores de cada equipo durante la ceremonia inaugural.

Mickelson lamentó que la selfie que se tomó con los exmandatarios saliera mal. Apenas apareció parte de su cabeza. Por lo demás, todo funcionó perfecto para los golfistas estadounidenses en la Presidents Cup.